Cientos de personas desafían al Kremlin para dar el último adios a Navalny

Embajadores occidentales en la ceremonia, entre ellos el representante de Italia.

Un momento del funeral de Navalny. (foto: Ansa)
Un momento del funeral de Navalny. (foto: Ansa)

(ANSA) MOSCU - Más de mil personas se reunieron esta mañana en los alrededores de la iglesia de Moscú donde se realiza el funeral del opositor Alexei Navalny, en medio de un imponente operativo policial, y con la presencia de varios embajadores occidentales, entre ellos el encargado de negocios italiano Pietro Sferra Carini.
    El féretro con los restos del opositor muerto en prisión en una remota cárcel del Artico fue recibido con aplausos y cánticos de "Navalny, Navalny" por la multitud, según videos colocados en las redes por quienes eran sus colaboradores.
    El Kremlin advirtió contra cualquier manifestación "no autorizada" durante el funeral de Navalny en una iglesia de Marino, en el sur de Moscú, donde el el opositor vivía antes de ser encarcelado.
    "Cualquier manifestación no autorizada constituirá una violación de la ley. Por lo tanto, quienes participen en ella serán considerados responsables de acuerdo con la ley vigente", dijo el portavoz presidencial,Dmitry Peskov Peskov agregó que "el Kremlin no tiene nada que decir a la familia de Navalny el día de su funeral".
    Entre los asistentes a la ceremonia, además del representante italiano Sferra Carini, estuvieron Lynne Tracy, los embajadora de Estados Unidos en Rusia, así como los representantes de Alemania, Alexander Lambsdorff y de Francia, Pierre Levy.
    En una Rusia donde la televisión y los medios oficiales ignoraron el evento, el equipo de la Fundación Anticorrupción creada por el opositor se encargó de transmitir en vivo el funeral de Alexei Navalny.
    Dos miembros del equipo realizaron la cobertura desde un estudio y brindando comentarios sobre la multitud reunida frente a la iglesia de Moscú donde se llevará a cabo el funeral. Poco antes del inicio tenían 130 mil personas sintonizadas.
    Decenas de vehículos policiales y algunos camiones de la policía antidisturbios permanecieron estacionados cerca de la iglesia. Agentes de policía con cascos y botes de gas lacrimógeno patrullaban la zona, incluso en las estaciones de metro cercanas.
    Grupos de derechos humanos aconsejaron a las personas que asistan al funeral de Navalny que anoten los datos de sus abogados que podrían ayudarlos en caso de ser arrestados. Y sugirieron llevar consigo también su pasaporte y botellas de agua. (ANSA).