El adiós de Yulia Navalnaya

"No sé cómo viviré sin tí".

(ANSA) - ROMA, 01 MAR - Había ocultado su dolor en el Parlamento Europeo para atacar al "mafioso" Vladimir Putin y animar a Occidente a continuar la batalla de su marido contra el régimen ruso. Hoy, sin embargo, Yulia Navalnaya se desplomó y en las redes sociales declaró todo su amor por su marido Alexei y mostró en un vídeo "26 años de pura felicidad", prometiendo hacerlo sentir orgulloso.
    La esposa del hombre que se atrevió a desafiar al zar, considerada en Rusia la primera dama de la oposición, no regresó a Moscú con sus dos hijos para el funeral. El riesgo de ser arrestada era demasiado alto. Es mejor, al menos por ahora, quedarse en el extranjero y llevar adelante los ideales del disidente ruso con la ayuda de los países occidentales.
    Hoy, sin embargo, fue el día del último adiós, aunque sea a la distancia. "Gracias - escribió Yulia - por 26 años de felicidad absoluta. Sí, también por los últimos tres años de felicidad. Por el amor, por apoyarme siempre, por hacerme reír incluso desde la cárcel, por el hecho de que siempre pensaste en Yo. No sé vivir sin ti, pero intentaré que estés ahí arriba feliz por mí. Y orgulloso de mí. No sé si podré soportarlo o no, pero lo intentaré".
    El vídeo es una especie de testamento sentimental y político: marido y mujer encabezando las marchas en Rusia, los dos juntos inmediatamente después de que Navalny fuera salvado del envenenamiento en 2020.
    Pero también imágenes de felicidad y ocio despreocupados, solos y con dos hijos. Destellos de vida que también se filtran en el post.
    "Definitivamente nos veremos algún día. Tengo tantas historias que contarte y tengo tantas canciones guardadas para ti en mi teléfono, estúpidas y divertidas, para ser honesta, canciones terribles, pero hablan de nosotros y realmente quería que los escucharas".
    No habló, pero mostró en las redes sociales a la multitud en el funeral en Moscú cantando 'Navalny, Navalny' para su hija Dasha, quien también se convirtió en una influencer de las batallas de su padre.
    Mientras que el hermano de Navalny, Oleg, cuyo paradero se desconoce por el momento, dejó un homenaje en Instagram con una foto junto a Alexei: "Duerme tranquilo, hermano, y no te preocupes por nada". (ANSA).