"Alexei no tuvo miedo, y nosotros no tenemos miedo"

Coros de la multitud en el tenso sepelio del disidente

Homenajes y honras a Alexey Navalny en todo el mundo. Una imagen de Lisboa (foto: ANSA)
Homenajes y honras a Alexey Navalny en todo el mundo. Una imagen de Lisboa (foto: ANSA)

(ANSA) - MOSCU, por Giuseppe Agliastro - "No tuviste miedo, nosotros no tenemos miedo": coreaba hoy una multitud que se reunió hoy en las afueras de Moscú para el último adiós al opositor ruso, Alexei Navalny.
    Miles de personas se agruparon frente a la iglesia del Icono de la Madre de Dios para rendir homenaje al opositor cuya muerte en una remota prisión del Ártico arroja sombras sobre el Kremlin.
    "Esta larga cola demuestra que somos muchos los que estamos del lado de la oposición. No estamos solos", afirmó uno de los numerosos manifestantes.
    "Navalny murió porque lo mataron o por el trato que le dieron en prisión. Pero nos dio la esperanza de una Rusia libre", comentó otra persona, que también hizo cola con flores en la mano frente a la iglesia, en el sureste de los suburbios de Moscú, donde estaba a punto de comenzar el funeral de quien fuera el principal rival de Vladimir Putin en los últimos años.
    Muchos describen a Navalny como quien dio "esperanza" a Rusia: la esperanza de un futuro mejor.
    "Murió y sufrió por nosotros", dijo una mujer. "Fue él -agregó- quien me hizo interesarme por la política, quien me hizo comprender que no es algo sucio, sino algo que nos concierne directamente a nosotros y a nuestra vida".
    La cola crece cada vez más, cruzando en una larga serpentina el barrio de Maryno, blindado por la policía.
    "Estoy aquí para darle el último adiós a una persona que luchó por nosotros y por nuestra libertad, y que era más fuerte que nosotros", dijo una mujer.
    "Lo mataron. Lo torturaron y luego lo mataron", se quejó entre lágrimas otra señora.
    Un estruendoso aplauso saludó al féretro del disidente tan pronto como lo introdujeron en la iglesia.
    Entonces la multitud comenzó a corear al unísono el nombre "¡Navalny! ¡Navalny!".
    "Ustedes no tuvieron miedo, nosotros no tenemos miedo", dijo la gente a coro, aplaudiendo.
    "Gracias, Alexey", gritó la multitud mientras sacaban el ataúd entre aplausos.
    Muchos arrojaron flores hacia el coche fúnebre: una forma de rendir homenaje una vez más al disidente.
    Una vez finalizado el funeral, muchos caminaron hacia el cementerio Borisovsky, donde será enterrado Navalny.
    "No a la guerra", gritaban, condenando la invasión a Ucrania por parte del Kremlin. Y de nuevo: "¡Putin es un asesino!", "¡Rusia será libre!".
    Incluso frente al cementerio no faltaron quienes criticaron al presidente ruso: "Él es un oscurantista, está en contra del progreso, pero el progreso no se puede detener".
    "¿Tengo miedo?" dice otro manifestante. "Miren cuántos somos, no hay lugar para todos en la cárcel".
    ; (ANSA).