William preocupado por las muertes en Gaza

Príncipe de Inglaterra rompió hoy el protocolo de la realiza

(ANSA) - LONDRES 20 FEB - El príncipe William de Inglaterra, heredero al trono británico, rompió hoy el protocolo y afirmó que estaba "profundamente preocupado por el terrible costo humano del conflicto en Oriente Medio".
    En una intervención inusual para el protocolo real, el heredero del trono dijo que estaba a favor de "un alto el fuego lo antes posible" en la Franja de Gaza.
    El hijo mayor del rey Carlos III afirmó a continuación que "hasta ahora han muerto demasiadas personas" y habló de la "necesidad desesperada de aumentar la ayuda humanitaria" a la población civil palestina de la Franja, así como de obtener "la liberación de los rehenes israelíes".
    El discurso de Guillermo, que no dejó de reiterar su condena del "terrible ataque terrorista de Hamás" contra Israel el 7 de octubre, coincidió con la presentación de una serie de iniciativas de organizaciones benéficas vinculadas a la casa de Windsor: iniciativas lanzadas para abordar "el sufrimiento humano causado por el conflicto en Oriente Medio" y, al mismo tiempo, "llamar la atención sobre el aumento global del antisemitismo", como informó en las horas previas el Palacio de Kensington.
    En los próximos días, el príncipe de Gales, hijo mayor del rey Carlos III del Reino Unido y de su primera esposa, Diana, princesa de Gales, cumplirá una serie de compromisos para "reconocer el sufrimiento humano" causado por el conflicto en Medio Oriente y llamar la atención sobre el aumento global del antisemitismo, dijo su oficina.
    El heredero al trono del Reino Unido, de 41 años, se reunirá con quienes participan en la prestación de apoyo humanitario en la región y escuchará relatos de primera mano de la situación sobre el terreno, informó el Palacio de Kensington en un comunicado.
    La Casa Real británica es especialmente cuidadosa en cuanto a las potenciales lecturas políticas de sus declaraciones públicas, lo que hace que sus miembros habitualmente no se pronuncien sobre cuestiones de actualidad.
    Hamás lanzó un ataque inédito contra el sur de Israel en el que mató a 1.200 personas, según datos del Gobierno israelí.
    Israel comenzó una incesante campaña de bombardeos y ataques terrestres que causaron la muerte de 30.000 palestinos, la mayoría mujeres, adolescentes y niños, según información del Ministerio de Salud de Hamás, que gobierna la Franja desde 2007.
    (ANSA).