Nuevo veto de EEUU en la ONU sobre Gaza

"No es momento de una tregua permanente", afirman

(ANSA) - TEL AVIV, 20 FEB - Estados Unidos vetó, en el Consejo de Seguridad de la ONU, una nueva resolución árabe para un alto el fuego inmediato en Gaza, al subrayar que "este no es el momento para una tregua permanente".
    Aunque la organización palestina Hamás calificó inmediatamente la decisión de "luz verde para nuevas masacres", el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, explicó que Washington no podía apoyar una resolución que amenazaba con socavar las ya delicadas negociaciones en curso.
    También aprovechó para reiterar que cualquier operación israelí en Rafah sin un plan que garantice la seguridad del pueblo palestino sería un desastre.
    Un alto el fuego inmediato, explicó la embajadora estadounidense Linda Thomas-Greenfield, "daría cobertura a Hamás para no liberar a todos los rehenes".
    Sin considerar que la propuesta árabe no deja por escrito la condena a la facción islámica.
    Por su parte, el Reino Unido se abstuvo en la votación, mientras que los otros 13 países aprobaron el texto.
    El veto estadounidense, expresó Hamás, equivale a dar a Israel "luz verde" para llevar a cabo "nuevas masacres, sirve a la agenda de la ocupación israelí, obstaculiza los esfuerzos internacionales para detener la agresión y aumenta el sufrimiento de nuestro pueblo".
    Pero si el estancamiento continúa en la ONU, algo parece estar cambiando en El Cairo, otro centro de mediación.
    Una delegación de Hamás encabezada por el líder Ismail Haniyeh llegó a la capital egipcia y, según fuentes de ese país, también aterrizó en el más estricto secreto una misión israelí.
    Lo que está en juego sobre la mesa es siempre el mismo: un acuerdo de intercambio para los más de 130 rehenes retenidos por Hamás en la Franja de Gaza.
    ; Se trata de una tregua que la facción islámica quisiera que fuera permanente, junto con la salida del ejército de Gaza: solicitudes, sin embargo, ya rechazadas por Israel.
    El objetivo de los mediadores es lograr una suspensión del conflicto antes del inicio del Ramadán -el 10 de marzo- y frenar la anunciada operación de Israel en Rafah, donde se encuentran un millón de refugiados palestinos.
    Israel, por el momento, no confirmó ni negó la presencia de su delegación en El Cairo, mientras que una fuente del gabinete del primer ministro se limitó a confirmar que se seguirá haciendo todo lo posible para garantizar la liberación inmediata de los rehenes.
    Sin embargo, el propio Qatar, uno de los principales mediadores, se mostró pesimista sobre las negociaciones en Egipto.
    El Ministerio de Asuntos Exteriores en Doha aseveró que actualmente no hay avances en las negociaciones indirectas entre Hamás e Israel.
    Y una fuente de la misma facción islámica, citada por el diario Haaretz, afirmó que la presencia de Haniyeh en la capital egipcia no representa "un punto de inflexión".
    Mientras, la presión internacional sigue creciendo y a los reiterados llamamientos a mermar las tensiones se sumó el del heredero al trono británico, Guillermo: "Demasiadas víctimas en Gaza", denunció, y pidió una tregua.
    En el misterio que rodea a Yahya Sinwar, el líder de Hamás en Gaza, perseguido por Israel, el periódico saudita reveló que logró pasar a Egipto a través de los túneles de Rafah, llevándose también algunos rehenes.
    Sin embargo, la noticia no fue confirmada en Israel.
    Pero después de días de dudas y preguntas sobre su destino, Sinwar habría reaparecido en escena: según Kan TV, que cita mediadores en las negociaciones, habría reanudado el envío de mensajes a los dirigentes de su movimiento en el extranjero.
    En el día 137 de la guerra, Israel no se detiene y sigue operando ampliamente en Gaza, con especial intensidad especialmente en Khan Yunis, en el sur de la Franja.
    Entretanto, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas anunció la suspensión de las entregas de ayuda alimentaria vitales en el norte de Gaza debido a la falta de condiciones de seguridad. (ANSA).