Kasparov, Occidente también culpable de su muerte

Hay "apatía e inacción", dijo el ex líder de la oposición rusa.

(ANSA) - WASHINGTON, 20 FEB - Uno de los líderes de la oposición rusa, Garry Kasparov, apuntó hoy duro contra los políticos occidentales tras la muerte, en circunstancias extrañas durante su detención en Siberia, del opositor Alexei Navalny y les pidió evitar hablar de él, tanto al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, como al canciller alemán, Olaf Scholz y otros.
    "Me temo que los políticos occidentales prefieren que los disidentes sean mártires. Pueden dejar flores y decir lindas palabras mientras negocian con el asesino. Nadie discute tal hipocresía. Navalny fue primero y siempre un luchador y, a menos que no combatan también ellos, Biden, el alemán Olaf Scholz y los demás deberían mantener su nombre lejos de sus lenguas bífidas", afirmó el ex campeón de ajedrez y escritor.
    Kasparov hizo esa dura acusación desde las columnas del Wall Street Journal, según el cual Navalny fue asesinado por el presidente ruso, Vladimir Putin, pero existen otras responsabilidades por su muerte.
    "Ahora Alexei murió, y con él el último suspiro de la sociedad rusa, que le falló a él, a Rusia y al mundo con su apatía. Era un hombre optimista y activo en un país de nihilismo e inacción", escribió.
    Señaló, además, ala, en primer lugar, a los rusos que, a diferencia de los ucranianos, no tuvieron el coraje de luchar por su libertad en el momento adecuado, es decir, durante las grandes protestas de finales de 2011 frente al Kremlin.
    "El arrepentimiento por la inacción es diez veces mayor que el arrepentimiento por la acción", confesó.
    Empero, Kasparov también pone en jaque a Occidente al tratar el caso Navalny "solo como otro punto de negociación con Putin.
    Se habla mucho, no se actúa, conversaciones de paz cada vez más inútiles y acuerdos corruptos, más sangre en las manos".
    "Occidente parece decidido a reproducir la apatía rusa ante la agresión de Putin y los resultados serán los mismos", advirtió.
    El exlíder de la oposición rusa recordó que Joe Biden amenazó en 2021 con consecuencias "devastadoras" si algo le sucedía a Navalny en prisión y que ahora Putin "cruzó otra sangrienta línea roja".
    "Si Biden y el resto del mundo libre realmente quieren asestar un golpe 'devastador' contra el asesino del Kremlin, solo necesitan proporcionar a Kiev las armas necesarias para atacarlo", sugirió Kasparov, argumentando que el presidente estadounidense "no puede esconderse" detrás del "obstruccionismo republicano a la ayuda a Ucrania".
    Además, dijo,"la Casa Blanca no tiene necesidad del Congreso para enviar artillería de largo alcance como Atacms y aviones de combate a Ucrania".
    De acuerdo con Kasparov, entre los culpables de la muerte de Navalny se encontraban aquellos que abiertamente se pusieron del lado de Putin: "Desde (Viktor) Orban hasta (Donald) Trump, desde propagandistas como Tucker Carlson hasta amplificadores como Elon Musk". (ANSA).