Alemania presiona a Moscú por la muerte de Navalny

Berlín pide profunda investigación y que se entregue el cuerpo

(ANSA) - BERLIN, 19 FEB - El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán anunció que había convocado hoy al embajador ruso por la muerte de Alexei Navalny y la represión de las protestas de opositores políticos en Rusia.
    Así lo anunció hoy en Berlín el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán durante la conferencia de prensa del gobierno.
    "Los procedimientos por motivos políticos contra Alexei Navalny y muchos otros críticos del gobierno ruso" demuestran la "brutalidad con la que el sistema de justicia ruso actúa contra quienes piensan diferente y los medios utilizados por el presidente Putin para suprimir la libertad de expresión en Rusia", afirmó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán.
    "Condenamos todo esto en los términos más enérgicos y pedimos expresamente la liberación de todas las personas encarceladas en Rusia por motivos políticos", añadió.
    El gobierno alemán también pidió a Rusia que investigue las circunstancias de la muerte de Navalny y entregue su cuerpo a su familia, según subrayó el portavoz del gobierno, Steffen Hebestreit.
    "Aprobamos el decimo tercer paquete de sanciones" contra Rusia, que también tendrá en cuenta las consecuencias de la muerte del disidente ruso, dijo la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, al llegar al Consejo de Asuntos Exteriores en Bruselas. "Estamos en las etapas finales, esperamos completarlo pronto", añadió, precisando que las medidas sancionadoras afectarán también a los drones.
    "El presidente ruso -añadió- actúa contra la libertad, la libertad de Ucrania, pero también contra la libertad de su propio país. Alexei Navalny tuvo que pagar con su vida esta brutalidad contra la libertad en Rusia. Nuestros pensamientos están no solo con su familia, sino también con las muchas, muchas personas valientes alrededor de Alexei Navalny que luchan por la libertad en Rusia, pero también estaremos hoy aquí con Yulia Navalnaya, porque el espíritu de libertad nunca podrá ser socavado por el silencio para siempre", aseveró Baerbock.
    "La Unión Europea, que sufre una psicosis de guerra, solo pretende obedecer a Washington, a los medios liberales y a las ONG lanzando un nuevo paquete de sanciones" contra Rusia "ciertamente completamente inútiles, que solo sirve como una solución cosmética" coincidiendo con el segundo aniversario de la guerra en Ucrania, escribió en modo de réplica en Gacebook el Ministro de Asuntos Exteriores húngaro, Péter Szijjártó.
    Budapest ha bloqueado hasta ahora la aprobación del decimo tercer paquete de sanciones de la UE. Silencio sobre la muerte de Alexei Navalny, ante la que no hubo reacción por parte del gobierno de Viktor Orban.
    "Putin es un asesino. La mejor manera de oponerse a lo que está haciendo Rusia es ayudar a Ucrania: Ucrania está luchando por los mismos valores por los que murió Navalny", disparó hoy en Bruselas el Ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Margus Tsahkna, a su llegada a la cumbre de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE.
    Tsahkna enfatizó que encontrar herramientas legales para utilizar los activos rusos congelados es la principal manera de superar las crecientes críticas en Europa sobre los costos de la ayuda a Ucrania y "demostrar ya ahora que Rusia paga por sus acciones". También subrayó que las amenazas de Rusia deben tomarse en serio.
    "Creo que a Rusia, si no participa, le conviene llevar a cabo una investigación transparente que certifique que el disidente ruso Alexei Navalny "murió por causas naturales" y, en caso de que se nieguen o si una investigación internacional llegue a la conclusión de que (Navalny) fue asesinado, entonces tendremos que sacar nuestras propias conclusiones. Por ahora tenemos que esperar, es demasiado pronto", dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Xavier Bettel.
    En tanto, el Ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Micheál Martin, dijo que se está llegando al decimo tercer paquete de sanciones contra Rusia y que "se debe mantener la presión alta, asegurarnos de que este caso (la muerte de Navalny, NDR) no caiga en el olvido, tendrá un impacto en las relaciones entre Rusia y el resto del mundo en los años venideros". (ANSA).