Tres muertos en un derrumbe en Florencia

En una obra en construcción. Hay dos desaparecidos.

Los bomberos en el lugar del accidente.  (foto: ANSA)
Los bomberos en el lugar del accidente. (foto: ANSA)

(ANSA)  FLORENCIA - Tres muertos, tres heridos y dos desaparecidos provocó el derrumbe de una obra de construcción de un supermercado que se produjo hoy en las afueras de la ciudad de Florencia.
    Según la Agencia Local de Salud (ASL) de Toscana, los tres trabajadores rescatados con vida fueron trasladados a un hospital, dos de ellos en estado grave. Según se ha podido saber, los tres heridos hospitalizados en Careggi son los tres procedentes de Rumanía: tienen 37, 48 y 51 años.
    Unidades caninas de los bomberos trabajaban para tratar de ubicar el lugar donde se encuentran atrapados los tres operarios desaparecidos hasta ahora.
    El incidente ocurrió durante las obras de construcción de una unidad de la cadena de supermercados Esselunga y se habría producido por el colapso de uno de los pilares principales de la estructura.
    "Estaba sentada en mi sala de estar, que mira hacia la obra, cuando escuché un ruido y vi una nube de polvo levantarse y algunos trabajadores corriendo hacia el derrumbe", dijo Miriam, que vive en las afueras del lugar del accidente.
    "Vi desde la ventana una viga rota donde se produjo la caída. No sabía que había gente debajo de los escombros", declaró.
    En las redes sociales, la primera ministra Giorgia Meloni expresó "su más sentido pésame por las víctimas del colapso".
    "Sigo con inquietud la evolución de la situación y agradezco a quienes participan en la búsqueda de los desaparecidos y en la ayuda a los heridos", afirmó.
    El alcalde de Florencia, Dario Nardella, de viaje en Israel y Palestina, dijo estar "consternado" por la tragedia. "Expreso en mi nombre y el del ayuntamiento mi luto por las víctimas y agradezco a todos los socorristas en acción", añadió.
    Ante el accidente se declaró una huelga general regional en Toscana hoy, en las dos últimas horas del turno laboral, convocada por las tres centrales obreras italianas: CGIL, CISL y UIL.
    "Hacemos un llamamiento a las instituciones, al mundo empresarial y político, a los organismos de control, ¡no más muertes en el trabajo!", afirman los sindicatos en una nota conjunta.
    "La tragedia de hoy, tan imponente en sus dimensiones, sostiene la nota, es solo la última de una larga serie. El problema de la seguridad en el trabajo debe considerarse una prioridad: es inaceptable que cada día se hable de muertos y heridos como en un boletín de guerra, es inaceptable que quienes salen de casa para ir a trabajar no vuelvan nunca más, que no vuelvan a ver a sus familiares y a sus seres queridos". (ANSA).