De Oslo a Trump, numerosos planes de paz fallidos

Al igual que la esperanza por el apretón de manos Rabin-Arafat.

Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos (foto: ANSA)
Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Silvana Logozzo - Las ruinas de los kibutz israelíes quemados y los edificios destruidos en Gaza trajeron a la luz una metafórica mesa internacional de urgencia para traducir a la realidad la esperanza de paz contenida en una de las imágenes que marcaron el siglo XX: el apretón de manos entre el premier israelí Yitzhak Rabin y el líder palestino Yasser Arafat en el jardín de la Casa Blanca el 13 de setiembre de 1993.
    Treinta y un año después, la historia se repite trágicamente y cíclicamente. Ahora, mientras las cancillerías internacionales buscan soluciones para un cese del fuego y la liberación de los rehenes aún con vida, más que nunca parece vital el esfuerzo para lograr un acuerdo de paz.
    No obstante los obstáculos que parecen insuperables.
    - ACUERDOS DE OSLO - Un año entero de negociaciones secretas entre los fiordos alrededor de Oslo, que mantuvieron también a la CIA en la oscuridad, "crearon una conjunción astral sin precedentes", afirmó Yossi Beilin, viceministro israelí de Asuntos Exteriores que en 1992 había iniciado contactos con los palestinos.
    Después de haber apoyado la agresión de Saddam Hussein contra Kuwait, Yasser Arafat ya no contaba con la ayuda ni el dinero de los países árabes. En junio de 1992, los laboristas habían ganado las elecciones con Yitzhak Rabin: Beilin convenció al ministro de Asuntos Exteriores, Shimon Peres. Y Peres convenció a Rabin. Se anunció el diálogo y los estadounidenses participaron. En la Casa Blanca, el 13 de septiembre de 1993, Rabin y Arafat se estrecharon la mano. Se decidió comenzar con el experimento: "Gaza y Jericó primero", con autonomía para las dos ciudades. Hubo cierto éxito.
    Pero la derecha israelí, Hamás y, sobre todo el terrorismo, de ambas partes, hicieron añicos todo. En 1994 un judío extremista asesinó a Yitzhak Rabin en Tel Aviv. - CAMP DAVID: El entonces premier israelí, Ehud Barak, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, participaron en la cumbre de paz para Medio Oriente de Camp David entre el 11 y el 24 de julio de 2000. Bajo los auspicios del presidente estadounidense Bill Clinton.
    Barak, bajo una fuerte presión estadounidense, propuso a Arafat un Estado palestino en la Franja de Gaza y parte de Cisjordania, el regreso de un cierto número de refugiados, la desmilitarización del Estado palestino y el desmantelamiento de los grupos terroristas.
    Arafat rechazó la oferta. A Clinton le hubiera gustado que Camp David terminara su vida como presidente con un éxito histórico. En cambio, dos meses después estalló la segunda Intifada. Arafat no la detuvo.
    - DOS ESTADOS, DOS PUEBLOS: La propuesta de dos Estados para dos pueblos que preveía la creación de un Estado de Palestina con la Franja de Gaza y Cisjordania, y con Jerusalén Oriental como capital, en cumplimiento de los acuerdos alcanzados durante el armisticio de 1949, era la base de la solución de paz propuesta por Arabia Saudita en 2002.
    Fue aceptada por la Autoridad Nacional Palestina y todos los países de la Liga Árabe. A cambio de la tregua, el plan prometía, a su vez, relaciones diplomáticas entre los países árabes e Israel y el regreso a las fronteras anteriores a 1967.
    Una solución también extendida en Israel en el movimiento del sionismo socialista. Fue aprobado por la ONU, pero nunca llevada a cabo.
    - PAZ PARA LA PROSPERIDAD: En 2020, Donald Trump presentó en una rueda de prensa junto a Benjamin Netanyahu la Paz para la Prosperidad, un plan que a cambio de algunas concesiones extra imponía el reconocimiento de los asentamientos israelíes en Cisjordania.
    Para los palestinos, una importante expansión territorial, con un territorio comparable en tamaño al de Cisjordania y Gaza. El plan fue inmediatamente rechazado por los palestinos. Quienes no fueron invitados a la reunión. (ANSA).