Se hai scelto di non accettare i cookie di profilazione e tracciamento, puoi aderire all’abbonamento "Consentless" a un costo molto accessibile, oppure scegliere un altro abbonamento per accedere ad ANSA.it.

Ti invitiamo a leggere le Condizioni Generali di Servizio, la Cookie Policy e l'Informativa Privacy.

Puoi leggere tutti i titoli di ANSA.it
e 10 contenuti ogni 30 giorni
a €16,99/anno

  • Servizio equivalente a quello accessibile prestando il consenso ai cookie di profilazione pubblicitaria e tracciamento
  • Durata annuale (senza rinnovo automatico)
  • Un pop-up ti avvertirà che hai raggiunto i contenuti consentiti in 30 giorni (potrai continuare a vedere tutti i titoli del sito, ma per aprire altri contenuti dovrai attendere il successivo periodo di 30 giorni)
  • Pubblicità presente ma non profilata o gestibile mediante il pannello delle preferenze
  • Iscrizione alle Newsletter tematiche curate dalle redazioni ANSA.


Per accedere senza limiti a tutti i contenuti di ANSA.it

Scegli il piano di abbonamento più adatto alle tue esigenze.

Irán simula ataque contra una base militar judía

Destruido sitio con jets F-35. Una muestra de poderío militar

TEHERAN, 14 febrero 2024, 18:46

Redaccion ANSA

ANSACheck

Iraníes pasean próximos a un transportador con un cohete Simorgh en Teherán. © ANSA/EPA

Irán y sus aliados de Medio Oriente elevan la presión sobre Israel y Estados Unidos, en un momento clave de las tratativas con Hamás en El Cairo, y muestran los músculos en varios teatros de guerra.
    A partir del propio territorio iraní, donde los Pasdarán anunciaron la simulación de la destrucción de una base israelí de jets F-35 y el haber ensayado el lanzamiento de misiles balísticos capaces de impactar objetivos distante unos 1.700 kilómetros.
    Las autoridades iraníes habían acusado anteriormente a terroristas no especificados de llevar a cabo sabotajes contra una serie de gasoductos en las regiones meridionales de Chahar Mahal-Bakhtiari y Fars. Las explosiones no causaron víctimas, pero se creía ampliamente que estos ataques podrían haber sido llevados a cabo por "saboteadores que actuaban como agentes de Israel y Estados Unidos".
    Y después de que el grupo pro iraní Hezbolá lanzara ráfagas de cohetes hacia las profundidades territoriales del norte de Israel desde el Líbano, Teherán anunció que habían "destruido el simulador de la base aérea israelí de Palmajim, que es el cuartel general principal de los cazas F-35".
    La operación tuvo lugar "durante ejercicios militares en el centro de Irán, utilizando los misiles balísticos Emad y Qadr".
    Según la jefatura de los Guardianes de la Revolución, "estos misiles, dotados de cabezas explosivas, fueron lanzados desde dos puntos y alcanzaron objetivos simulados con una precisión de menos de cuatro metros".
    Los Pasdarán también anunciaron que en un ejercicio por separado probaron el lanzamiento, en el desierto de Kavir, de dos misiles balísticos de largo alcance, disparados desde un barco militar iraní amarrado en el golfo de Omán, a un paso del estrecho de Ormuz. "Los misiles son capaces de alcanzar objetivos a una distancia de hasta 1.700 kilómetros", agregaron.
    En este sentido, como afirmó el comandante de los Guardianes de la Revolución, el general Hossein Salami, "la guerra a distancia es una guerra de equipamiento y tecnología y la República Islámica de Irán tiene estas capacidades".
    "Hoy -advirtió Salami- estamos en grado de movernos desde Bushehr a las costas estadounidenses, una señal de la potencia de la República Islámica de Irán".
   

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © Copyright ANSA

Imperdibles

Compartir

O utilizza

Ùltimo momento

404 Not Found

404 Not Found


nginx