Meloni recibió al presidente argentino Javier Milei

También fue recibido por el presidente, Sergio Mattarella

(ANSA) - ROMA 12 FEB - El encuentro entre la primera ministra Giorgia Meloni y el presidente argentino Javier Milei duró aproximadamente una hora y tuvo lugar por la tarde en el Palazzo Chigi.
    "Hoy recibí en el Palacio Chigi al Presidente de la República Argentina, Javier Milei. Una reunión positiva en la que discutimos el desarrollo de nuevas asociaciones en sectores clave para nuestras economías como la energía, las infraestructuras y la agroalimentación. Italia y Argentina cuentan con un profundo vínculo histórico y cultural que esperamos continúe para una cooperación renovada en diversos campos", escribió la primera ministra Giorgia Meloni en las redes sociales.
    Poco antes, Milei había sido recibido en el Quirinal por el presidente de la República, Sergio Mattarella, para un encuentro informal de cortesía y conocimiento.
    En la reunión, se conoció, se reiteraron los vínculos entre ambas comunidades y la intención de intensificarlos, y también se discutió la relación entre la Unión Europea y el Mercosur.
    Cerca del Palacio Chigi, un pequeño grupo de seguidores de Milei se reunió para vitorearle a su paso. "¡Milei! ¡Milei!", coreó el grupo de simpatizantes al paso de la comitiva de la delegación argentina.
    Uno de ellos sostenía una bandera argentina en la mano, mientras Beatriz Rodríguez, una argentina radicada desde hace algún tiempo en Roma, se presentó con un cartel que decía: "Milei, te voté, amo a los animales".
    "Él realmente los ama - explicó la mujer mientras esperaba a Milei -, si se encuentra con un perro lo primero que hace es detenerse y acariciarlo, eso vuelve locos a sus guardaespaldas".
    En cambio, Lorenzo llegó desde Trento, "en Italia desde hace 30 años".
    "Milei es un gran economista, es la única persona en este momento que puede cambiar la cara de un país hecho cenizas. La motosierra es un símbolo, no de violencia, sino de un gran cambio", subrayó, antes de gritar "¡viva la libertad!". (ANSA).