"No entrar en Rafah significa perder la guerra"

Lo afirmó el presidente israelí Benyamin Netanyahu

Rafah devino en un refugio para casi un millón de desplazados palestinos (ANSA) (foto: ANSA)
Rafah devino en un refugio para casi un millón de desplazados palestinos (ANSA) (foto: ANSA)

(ANSA) - TEL AVIV - El Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechaza los llamados a Israel para evitar una ofensiva militar en Rafah.
    "Quienes dicen que bajo ninguna circunstancia debemos entrar en Rafah básicamente nos están diciendo que perdamos la guerra.
    Mantengan a Hamás allí", dijo en un extracto de una entrevista de ABC que se transmitirá hoy, según reportan medios israelíes.
    "Tomaremos los batallones terroristas restantes de Hamás en Rafah, que es el último bastión", añadió Netanyahu.
    La ciudad más meridional de Gaza se ha convertido en un refugio para casi un millón de palestinos desplazados hacia el sur por la guerra.
    El ejército israelí proporcionará "un paso seguro a la población civil" antes del inicio de la operación militar en Rafah, agregó Netanyahu en la entrevista, en la que rechazó los temores de la comunidad internacional "de una catástrofe", ante la presencia de cientos de miles de palestinos desplazados en la zona.
    Garantizaremos - explicó - un paso seguro para la población civil para que pueda salir. Estamos elaborando un plan detallado para hacerlo. No somos desdeñosos al respecto".
    Para el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, "la profundización de las operaciones en Gaza nos acerca a un acuerdo realista para el regreso de los rehenes".
    En su intervención en la Dirección de Inteligencia, Gallant subrayó que "hemos entrado en el corazón de los lugares más sensibles de Hamás y estamos utilizando su inteligencia contra ellos".
    Un alto exponente de Hamás, hablando en la facción islámica Al Aqsa TV, advirtió, sin embargo, que una acción terrestre israelí en Rafah "rompería las conversaciones para el intercambio de rehenes".
    "Lo que Netanyahu y su ejército nazi no lograron en más de cuatro meses - continuó - no lo logrará, no importa cuánto dure la guerra".
    Mohammed Nizal, una figura importante de Hamás, dijo más tarde a Al Jazeera que se están llevando a cabo conversaciones para alcanzar un alto el fuego, en las que el movimiento exige "lo mínimo" en lo que respecta a sus demandas.
    "Netanyahu quiere que la guerra continúe para mantenerse en el poder y no quiere perder su coalición de derecha", dijo Nizal.
    "Quiere seguir luchando hasta las elecciones estadounidenses de noviembre para que gane Trump", agregó.
    El ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, anunció que desde el inicio de la guerra entre Israel y el movimiento islamista palestino, 28.176 personas han muerto en la Franja de Gaza, en su mayoría mujeres, niños y adolescentes. También informó de un total de 112 muertos en las últimas 24 horas y 67.784 heridos desde que comenzó la guerra el 7 de octubre.
    Al Jazeera dice que 25 personas murieron y decenas más resultaron heridas en un bombardeo israelí que alcanzó un edificio residencial al este de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.
    La Media Luna Roja Palestina afirma que cuatro personas murieron y ocho resultaron heridas tras un bombardeo israelí que alcanzó una casa en el barrio de al-Hakr de Deir al-Balah en el centro de la Franja de Gaza ayer por la tarde.
    Al Jazeera y la agencia de noticias palestina Wafa dicen que un joven de 19 años fue asesinado a tiros en la cabeza por soldados israelíes anoche mientras viajaba en un vehículo en Kharb al-Lahm, Cisjordania. (ANSA).