Mundo superó por primera vez 1,5 grados en un año

1,52 grados aumentó temperatura de febrero 2023 a enero 2024.

El calentamiento global tiene un impacto grave sobre la producción agrícola.  (foto: ANSA)
El calentamiento global tiene un impacto grave sobre la producción agrícola. (foto: ANSA)

(ANSA) PARIS - El calentamiento global superó por primera vez el límite de 1,5 grados centígrados (1,48 respecto al nivel preindustrial de 1850-1900) durante todo un año, reveló Copérnico, el programa de observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Comisión de la UE.
    Entre el 23 de febrero de 2023 y el 24 de enero de 2024, la temperatura media global aumentó 1,52 grados.
    Además, enero de 2024 fue el más cálido jamás registrado a nivel mundial, con una temperatura media del aire de 13,14 grados, equivalente a 0,70 grados por encima de la media de enero de 1991-2020 y 0,12 grados más en comparación con la temperatura del récord anterior (enero de 2020).
    Al comentar los datos, Coldiretti, la asociación que reúne a los productores agrícolas italianos, advirtió que el cambio climático está golpeando con fuerza al campo.
    El invierno con temperaturas elevadas, de hasta ahora 1,7 grados por encima del promedio histórico, acompañado por una preocupante sequía, está teniendo un efecto grave sobre las cosechas, según los cálculos de la asociación.
    El calor fuera de temporada, subraya Coldiretti, favorece el despertar temprano de todas las plantas, con floración, como las mimosas, más de un mes antes del 8 de marzo; el peligro es exponer los cultivos a un posterior y previsible descenso brusco de las temperaturas, con la consiguiente pérdida de cosechas.
    También es preocupante la sequía que pone en riesgo la siembra de cereales, legumbres y hortalizas, así como los forrajes de los pastos, que están en fuerte disminución.
    La falta de agua también repercute en los costos para las empresas, que han aumentado debido al aumento de los precios de los forrajes.
    El panorama es complicado: en Apulia la sequía y los vientos sirocos con una elevada humedad han reducido la producción de alcachofas en un 60%, en Sicilia y Cerdeña el desarrollo de frutas y hortalizas está en dificultades.
    En los embalses de la región de Cerdeña en enero había un 21% menos de agua respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en los de Sicilia el déficit era del 13%.
    También es preocupante la situación de las cuencas de Apulia, con más de 119 millones de metros cúbicos menos, mientras que en Abruzos no hay nieve y en Lacio los lagos se mantienen en buen estado.
    Lo mismo ocurre en Umbría, donde el lago Trasimeno permanece 18 centímetros por debajo del nivel mínimo "vital" y en Las Marcas, donde los ríos Potenza, Esino, Sentino, Tronto y Nera descienden y no hay nieve en las montañas. (ANSA).