"Italia tiene mucho para aportarnos"

Canciller Mondino, con Milei a Roma para generar "credibilidad"

El presidente argentino, Javier Milei, y la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino (foto: ANSA)
El presidente argentino, Javier Milei, y la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino (foto: ANSA)

(ANSA) - BUENOS AIRES, por Alejandro Di Giacomo - "Italia tiene muchísimas cosas para aportarnos, además de lo que nos ha brindado en los últimos 150 años", afirmó la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Diana Mondino, presta para viajar a Roma junto al presidente Javier Milei, con el objetivo central de despertar "credibilidad".
    "Es grande la inserción de Italia en la Unión Europea, por lo tanto, puede representar para nosotros una puerta al bloque, con todo lo que eso significa. Nos lo podría aportar otra nación, pero con los italianos tenemos lazos culturales, históricos, comerciales, empresariales", amplió en diálogo con ANSA.
    Mondino, de 65 años, diplomada en Ciencias Económicas y con dos Maestría, una en Estados Unidos y otra en España), acompañará a Milei primero en un viaje a Israel (del 5 al 10 de febrero) y luego a la capital italiana, a partir del domingo 11.
    La delegación argentina -que viajará en vuelo de línea "para reducir al máximo los costos" en un país en colapso económico- participará por invitación de la Santa Sede en la canonización de María Antonia Paz y Figueroa (popularmente Mama Antula), que se transformará en la primera mujer santa del país sudamericano.
    "Tenemos dos objetivos en Italia. Por un lado, participar de un hecho único en el Vaticano, lo que es un privilegio.
    Además, la reunión del presidente Milei con el papa Francisco. Y el segundo es una nutrida agenda con un grupo de empresarios argentinos que también viajan y que tendrán reuniones con pares italianos y europeos!, añadió.
    Evita las polémicas en torno Francisco, sostiene que el encuentro con el Sumo Pontífice es de "gran importancia" y ante las críticas del presidente que lo trató de "comunista", prefiere sumarse a la mesura del propio Papa, quien recientemente ha dicho "en campaña se dice cualquier cosa".
    Cuando se le pregunta cuál es la búsqueda que emprende en Italia, la jefa de la diplomacia argentina no pone en primer lugar inversiones, intercambios comerciales o negocios bilaterales ("desde luego son objetivos", aclaró), sino mostrar "credibilidad".
    "Buscamos transmitir credibilidad. Durante los últimos 60 años, Argentina ha incumplido continuamente no solo compromisos financieros sino expectativas que había generado", afirmó, en pretendida muestra de que la administración Milei será algo distinto.
    Mondino detalló que los temas claves económicas del viaje pasan por la cuestión energética ("los italianos tienen capacidad de desarrollo en ese campo"), las inversiones ("pueden ayudarnos a crecer"), el segmento ciencia y tecnología ("plantar una agenda común") e incluso la posibilidad de intercambios en el área de la medicina.
    Además, subrayó, la delegación de empresarios argentinos permitirá mostrar también lo capaces que son nuestros hombres de empresa y negocios". "Se habla mucho de los recursos naturales de Argentina, pero los empresarios, los responsables de Pymes, son muy creativos y han sorteado situaciones muy traumáticas desde el punto de vista económico", resaltó Mondino.
    Aunque con mesura diplomática, también deslizó elogios hacia el gobierno de Giorgia Meloni. "Diez años atrás, Italia estaba en una situación financiera muy precaria, ha logrado un gran avance en ese área y en otras de gran complejidad, como el tema migratorio. También la industria muestra cambios notables", deslizó.
    Pero, fue tajante cuando se le planteó una coincidencia ideológica de derecha entre Meloni y Milei. "Yo no lo pondría en términos de derecha izquierda, esas eran categorías de hace muchos años. Yo hablaría de cuánto invierte o no el estado en la actividad privada, ese es un tema central de Milei y creo que para Meloni también aplica", sentenció.
    Incluso, reflexionó sobre la imagen que despierta Milei en Europa. "Inicialmente se lo caracterizó como populista, pero él no es como los populistas que habla a corto plazo. Estamos trabajando para los próximos 35 años y cuando decimos eso, sorprende", afirmo.
    "Y también actuamos con la Constitución en la mano. De hecho el parlamento argentino está discutiendo la ley ómnibus ahora mismo y estamos viendo a los diputados trabajar en enero (pleno período de vacaciones en Argentina, NDR) y de día, antes las sesiones eran oscuras en la noche. Algo está cambiando", completó. (ANSA).