Un giro de Estados Unidos, Biden impuso sanciones financieras a colonos

Para el presidente, la violencia en Cisjordania alcanzó niveles intolerables

Joe Bifen y Benjamin Netanyahu. Un abrazo de otro tiempo (foto: ANSA)
Joe Bifen y Benjamin Netanyahu. Un abrazo de otro tiempo (foto: ANSA)

(ANSA) - NUEVA YORK - El presidente Joe Biden impuso este jueves sanciones financieras y prohibiciones de visas a cuatro colonos israelíes en Cisjordania que atacaron a palestinos, subrayando que "la violencia de los colonos israelíes" en esa región "ha alcanzado niveles intolerables".
    Según la orden ejecutiva firmada por el presidente, los colonos estuvieron involucrados en actos de violencia, así como en amenazas e intentos de destruir o apoderarse de propiedades palestinas.
    La medida sienta las bases para acciones contra ataques y "actos de terrorismo" en Cisjordania.
    "La violencia de los colonos israelíes en Cisjordania ha alcanzado niveles intolerables", dijo el presidente estadounidense al anunciar sanciones contra cuatro de ellos.
    "La situación en Cisjordania, con niveles particularmente altos de violencia de colonos extremistas, desplazamientos forzados de personas y destrucción de propiedades, ha alcanzado niveles intolerables y constituye una grave amenaza a la paz, la seguridad y la estabilidad de Cisjordania y Gaza, de Israel y todo Oriente Medio", subrayó en su orden ejecutiva.
    La orden llega cuando Biden está bajo una creciente presión, incluso de los demócratas, para ser más duro con Israel, ya que los críticos dicen que su campaña militar contra los palestinos en la Franja de Gaza es una reacción desproporcionada al ataque de Hamas del 7 de octubre.
    También llega cuando Biden debe visitar el jueves Michigan, un estado de campo de batalla este año electoral que es el hogar de muchos árabes estadounidenses furiosos con su acercamiento a la guerra Israel-Hamas.
    Los colonos israelíes de la extrema derecha en Cisjordania han organizado durante años ataques contra muchos de los aproximadamente 3 millones de palestinos en el territorio, a menudo con el objetivo de acaparar tierras que los palestinos reclaman para un futuro estado.
    Tales ataques aumentaron después del ataque terroristas de Hamás del 7 de octubre, que derivó en el inicio de una guerra.
    Al mismo tiempo, Biden se ha enfrentado a una intensa presión para parecer más imparcial en el conflicto, ya que el Ministerio de Salud palestino informó que más de 25.000 palestinos han sido asesinados en la campaña militar de Israel contra el grupo militante.
    Antes de anunciar la medida, se alzaron algunas voces críticas desde Israel.
    "La campaña sobre la llamada 'violencia de los colonos' es una mentira antisemita", acusó el ministro de Finanzas de Israel y líder de la derecha radical, Bezalel Smotrich.
    La intención, agregó, "es denigrar no solo a los pioneros de los asentamientos sino también a todo el estado de Israel. Es una campana inmoral que transforma a las víctimas en agresores.
    Es una pena que la administración Biden se preste a sí misma para cooperar con esta campaña del BDS ", el movimiento para boicotear a Israel.
    En noviembre, Biden había ordenado a los altos funcionarios estadounidenses que desarrollaran opciones para castigar a los colonos israelíes violentos. El memorando enviado a funcionarios del Gabinete como el Secretario de Estado Antony Blinken y la Secretaria del Tesoro Janet Yellen definió ampliamente quién podría ser un objetivo. (ANSA).