El lado oscuro de Internet

Abusos,consenso manipulado y violencia contra el cuerpo femenino

(ANSA) - ROMA 31 ENE - La violencia contra el cuerpo de las mujeres, incluso en el metaverso de los avatares, la sextorsión, el ciberbullying e incluso la manipulación del consenso demuestran que Internet abandona su vocación "democrática" inicial para aterrizar cada vez más en territorios violentos.
    La alarma proviene del Garante de Privacidad que ha convocado a expertos y estudiosos para reflexionar sobre ese fenómeno de deriva progresiva de la violencia "en la red" y "de la red".
    Además del "innegable y extraordinario potencial de progreso social", Internet muestra "un lado cada vez más oscuro: su capacidad de prestarse a una lógica de opresión que acaba contradiciendo su promesa democrática original", advierte el presidente del Garante de la Privacidad, Pasquale Stanzione.
    En definitiva, Internet "representa no sólo el 'teatro' de la violencia sino también, a menudo, uno de sus motores, capaz de cambiar profundamente sus formas de manifestación y sus implicaciones sobre la sociedad y la persona", advierte el presidente de la Autoridad.
    Un ejemplo de ello es el aumento de los casos de pornografía de venganza. Episodios que ya no pueden definirse como marginales: las medidas para proteger a las víctimas de este crimen representan el 29% del total de medidas adoptadas por el Garante, informa Ginevra Cerrina Feroni, vicepresidenta del Garante. Se trata de formas de violencia "no irrelevantes" que pueden conducir al suicidio, recuerda Cerrina Feroni, citando la historia de Tiziana Cantone, que acabó trágicamente en suicidio, y la de otras víctimas.
    No solo. La violencia en Internet se expresa también en formas de condicionamiento de las opciones políticas, como "la violación de la autodeterminación individual, llevada a cabo por las plataformas mediante el microtargeting", recuerda Stanzione, que alerta también sobre los riesgos de una "manipulación del consenso". como para alterar profundamente los procesos democráticos más importantes".
    "A través del acecho digital y el consiguiente perfilamiento de la persona, de hecho, se modela el mensaje comercial, informativo o incluso político que se debe promover y la representación de la realidad que se considera más útil ofrecer, orientando el consenso, incluso electoral, hacia el resultado deseado", afirma Stanzione, que habla del "riesgo de manipular el consenso de tal manera que se alteren profundamente los procesos democráticos más importantes".
    Y también hay episodios de agresiones sexuales en el metaverso, aquellas cometidas sobre avatares, que "demuestran cómo Internet - observa Cerrina Feroni - incluso en su nueva frontera encarnada del metaverso, se ha convertido en un lugar privilegiado para la violación de los cuerpos femeninos".
    Y estos también hablan del "malestar de la civilización actual". Todo esto, reflexiona, "debe empujarnos a considerar "cómo devolver la red a su promesa original y liberarla de todo lo que la traiciona".
    Para Giuliano Amato, presidente emérito del Tribunal Constitucional, la solución no debe buscarse tan mucho en las reglas sino en la educación.
    "No es culpa de Facebook, Internet o las grandes tecnologías: es culpa nuestra".
    "Todos se enamoraron de la familia de Sinner: pero ¿cuántas familias realmente logran encontrar el equilibrio adecuado entre ignorar lo que les pasa a sus hijos e inculcarles lo que tienen que hacer para 'joder' a los demás?", agrega.
    El Antimonopolio y las autoridades, añade Amato, "son útiles pero la familia, la escuela, son más necesarias, hay que dar a los jóvenes un 'yo' fuerte, porque el mal viene de las debilidades", concluye. (ANSA).