Corte de Albania, acuerdo con Italia legal

Creación de dos grandes centros de acogida de migrantes

Migrantes se acercan a la isla de Lampedusa en una precaria embarcación (foto: ANSA)
Migrantes se acercan a la isla de Lampedusa en una precaria embarcación (foto: ANSA)

(ANSA) - TIRANA - El Tribunal Constitucional de Albania ha validado el acuerdo con Italia sobre centros de inmigrantes en territorio albanés.
    El acuerdo entre Tirana y Roma "no daña la integridad territorial de Albania", según un comunicado del Tribunal, que ignora las críticas de las ONG y de la oposición albanesa contra la apertura en territorio albanés de dos grandes centros de acogida de inmigrantes.
    En noviembre pasado, un memorando de entendimiento firmado por la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, y el primer ministro de Albania, Edi Rama, allanó el camino para que Italia construya centros de detención de inmigrantes en Albania en la primavera de 2024. Esos enclaves, que se construirán en los puertos albaneses de Shengjin y Gjader, "cumplen plenamente la Unión Europea y el derecho internacional", afirmó Meloni durante la rueda de prensa cuando se presentó el plan.
    Un centro será para el desembarco y procesamiento de inmigrantes rescatados por barcos en el mar, y el segundo albergará a inmigrantes que cumplan los requisitos para solicitar asilo en la UE. Se desconoce qué sucederá con quienes no califican. La deportación inmediata no está permitida dentro de la UE debido a los estatutos de derechos humanos que permiten quedarse a todos los que llegan solicitar asilo. Pero, como Albania no es miembro de la UE, esas reglas no se aplican.
    Los centros "no son para menores, mujeres embarazadas u otros sujetos vulnerables", aclaró el gobierno italiano. Solo personas que son rescatadas en el mar, en lugar de llegar directamente al continente o a las islas italianas.
    Los centros permitirán a Italia eludir el acuerdo de Dublín, que exige que el país de primera llegada debe cuidar de los inmigrantes y refugiados hasta que se procesen sus casos. Solo los rescates por parte de activos italianos como la Guardia Costera o la Armada llevarán a los inmigrantes a Albania.
    En los dos centros permanecerán durante el tiempo necesario para los trámites. Una vez en pleno funcionamiento, podría haber un flujo anual de 36.000 a 39.000 personas, según estimaciones.
    Italia proporcionará el personal para procesar las solicitudes, pero Albania proporcionará policía para seguridad y vigilancia, según lo pactado.
    Las ONG de derechos humanos y las que realizan rescates en los mares han atacado con dureza la medida.
    Pero Roma recibió un importante apoyo de Ursula von der Leyen. La presidenta de la Comisión, en la carta enviada a los 27 sobre el estado de los trabajos en materia de migración, como suele ocurrir antes de las cumbres de Bruselas, definió el acuerdo Italia-Albania como "un modelo" a seguir.
    Un "ejemplo de pensamiento innovador, basado en un reparto equitativo de responsabilidades con terceros países, conforme a las obligaciones derivadas de la UE y del derecho internacional", subrayó. (ANSA).