Se hai scelto di non accettare i cookie di profilazione e tracciamento, puoi aderire all’abbonamento "Consentless" a un costo molto accessibile, oppure scegliere un altro abbonamento per accedere ad ANSA.it.

Ti invitiamo a leggere le Condizioni Generali di Servizio, la Cookie Policy e l'Informativa Privacy.

Puoi leggere tutti i titoli di ANSA.it
e 10 contenuti ogni 30 giorni
a €16,99/anno

  • Servizio equivalente a quello accessibile prestando il consenso ai cookie di profilazione pubblicitaria e tracciamento
  • Durata annuale (senza rinnovo automatico)
  • Un pop-up ti avvertirà che hai raggiunto i contenuti consentiti in 30 giorni (potrai continuare a vedere tutti i titoli del sito, ma per aprire altri contenuti dovrai attendere il successivo periodo di 30 giorni)
  • Pubblicità presente ma non profilata o gestibile mediante il pannello delle preferenze
  • Iscrizione alle Newsletter tematiche curate dalle redazioni ANSA.


Per accedere senza limiti a tutti i contenuti di ANSA.it

Scegli il piano di abbonamento più adatto alle tue esigenze.

A la espera de una tregua, Hamás sube la apuesta

"Israel se retira de Gaza". La UNRWA: "Sin fondos pararemos"

ROMA, 29 ENE, 29 enero 2024, 18:59

Por Stefano Intreccialagli

ANSACheck

A la espera de una tregua, Hamás sube la apuesta © ANSA/EPA

Son horas de espera en el esfuerzo diplomático por los rehenes en Gaza. El proyecto de acuerdo, negociado por Israel, Estados Unidos, Egipto y Qatar en París, ha sido presentado a Hamás y también está listo para ser examinado por el gabinete de guerra israelí.
    El Estado judío se mantiene cauto: hay "todavía un largo camino por recorrer".
    Sin embargo, en las últimas horas se registraron avances: el marco discutido prevé una pausa inicial de 30 días que conduciría a la liberación de las mujeres, los niños y los ancianos que aún se encuentran como rehenes.
    Durante esta fase, seguirían las discusiones sobre una segunda fase de otros 30 días para la liberación de los soldados israelíes y de los civiles varones adultos.
    Otros elementos del acuerdo siguen sin estar claros, incluido el número de prisioneros palestinos intercambiados por cada rehén y la cantidad de ayuda humanitaria que se llevará a Gaza cada día. Y, sobre todo, no está claro si Hamás estará dispuesto a aceptar una nueva pausa que no incluya disposiciones para un alto el fuego permanente, o si está nuevamente jugando al juego alcista para ganar tiempo.
    Si bien Israel habría dicho que estaba "disponible" para una duración total de 60 días, pocas horas después de la reunión en París los milicianos enfriaron las expectativas reiterando que para ellos "el éxito" de esta iniciativa "dependerá del hecho de que Israel acepta poner fin a la agresión global contra la Franja de Gaza" de una vez por todas.
    Declaraciones aparte, ahora la pelota pasa al grupo palestino, llamado a evaluar la propuesta patrocinada también por sus negociadores árabes, mientras se hace cada vez más urgente la necesidad de un punto de inflexión que alivie a la población de Gaza atormentada por meses de bombardeos.
    La crisis humanitaria en el enclave es cada vez más profunda y la UNRWA lanza una nueva alarma sobre el futuro de la ayuda humanitaria para dos millones de palestinos, mientras el número de países que decidieron suspender los fondos a la agencia de la ONU aumenta desbordados por el escándalo de que al menos 12 empleados son sospechosos de estar involucrados en los ataques del pasado 7 de octubre.
    "Si no se restablece la financiación, no podremos continuar con los servicios y operaciones en toda la región, incluida Gaza, más allá de finales de febrero", dijo un portavoz de la agencia.
    Palabras que recaen sobre el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Israel Katz, que vuelve a arremeter contra el jefe de la UNRWA, Philippe Lazzarini.
    "Empleados de la UNRWA -denunció- participaron en la masacre del 7 de octubre. Lazzarini debería sacar conclusiones y dimitir", pidió nuevamente el ministro después de cancelar todas las reuniones con el comisario de la agencia.
    "Los partidarios del terrorismo no son bienvenidos aquí", tronó.
    Mientras tanto, surgen nuevos detalles dramáticos sobre los 12 empleados acusados ;;de participar en los crímenes de Hamás en el sur de Israel.
    Según un expediente de inteligencia israelí obtenido por The New York Times, 10 de ellos eran miembros de Hamás y uno de la Yihad Islámica.
    Entre las acusaciones, uno de los empleados -según el expediente- estaría implicado en el secuestro de una mujer israelí, otro habría distribuido municiones y llevado el cuerpo sin vida de un soldado a Gaza.
    Un tercero habría participado en la masacre de un kibutz en la que murieron 97 personas.
    Acusaciones muy graves, que no hacen más que alimentar la tormenta sobre la agencia y empujar a cada vez más países a suspender la financiación.
    Una decisión adoptada también en las últimas horas por Japón, Austria y Rumanía, mientras que la UE, que no prevé nuevas asignaciones hasta finales de febrero, "decidirá a la luz de las gravísimas acusaciones".
    Entre los grandes países occidentales, solo España decidió "no cambiar su relación con la UNRWA", subrayando que las investigaciones afectan a una decena de empleados entre 30.000.
    Madrid también considera "indispensable" el papel de la agencia para "aliviar" la "terrible catástrofe humanitaria" en Gaza.
   

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © Copyright ANSA

Imperdibles

Compartir

O utilizza

Ùltimo momento

404 Not Found

404 Not Found


nginx