Enfrentar el femicidio exige un cambio cultural, dice la Corte

Lo pide la titular de la Corte Suprema de Casación.

Una de las tantas protestas contra femicidios en Italia. (foto: ANSA)
Una de las tantas protestas contra femicidios en Italia. (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - Para enfrentar el flagelo del feminicidio se necesita conciencia cultural, acciones de prevención y una mayor independencia económica de las mujeres, además de las tradicionales medidas policiales y judiciales, advirtió hoy la titular de la Corte Suprema de Casación italiana, Margherita Cassano, al inaugurar el año judicial.
    "No hay dudas del fuerte compromiso de la policía judicial y del poder judicial frente a los femicidios, pero esto no es suficiente, porque debe ser precedido de una fuerte acción de sensibilización cultural y social y de prevención", afirmó la magistrada italiana.
    Se necesitan, subrayó Cassano, "acciones de amplio alcance que involucren no solo a la familia y la escuela, sino a toda la comunidad, que puedan incidir en las causas generales de esta dramática involución de las relaciones interpersonales".
    En esa involución, explicó la titular de la Corte Suprema, la idea de posesión y dominio y la negación de la igualdad de género prevalecen trágicamente sobre la dimensión emocional".
    Por otra parte, subrayó, "es necesario promover la independencia económica de las mujeres, ya que no puede haber libertad de denuncia sin estar libres de las necesidades primarias".
    Al dar un contexto a la realidad de los femicidios, la jueza Cassano destacó que en 2023 "de un total de 330 asesinatos (un ligero aumento respecto a los 325 del año anterior y los 308 de 2021), las mujeres fueron víctimas en 120 casos (frente a 128 en 2022 y 122 en 2021)".
    "En 97 casos (frente a 104 en 2022 y 105 en 2021) los delitos se produjeron en el ámbito familiar o en el contexto de relaciones afectivas", detalló. "Es muy preocupante, sostuvo, que de los siete homicidios voluntarios cometidos ya en la primera semana de 2024, tres tengan como víctima a una mujer".
    Según la titular de la Corte de Casación, "los feminicidios constituyen a menudo el trágico epílogo de los crímenes llamados de 'espionaje', que expresan conductas violentas (violencia privada, allanamiento de morada, lesiones, malos tratos familiares, acecho)".
    Son crímenes "que requieren especial atención, competencia, profesionalismo e intervención oportuna para evitar consecuencias mucho más graves", concluyó Margherita Cassano. (ANSA).