Cada vez más celíacos en Italia, muchos asintomáticos

Asociaciones médicas elaboran directrices nacionales.

La pasta, un alimento a evitar por los celíacos por la presencia de gluten.  (foto: ANSA)
La pasta, un alimento a evitar por los celíacos por la presencia de gluten. (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - El número de italianos que padecen la enfermedad celíaca está aumentando.
    Hay 224 mil casos diagnosticados, pero los estimados son muchos más: alrededor de 600 mil porque la enfermedad muchas veces es asintomática.
    Para facilitar el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de la enfermedad y de la dermatitis herpetiforme, la Sociedad Italiana de Gastroenterología y Endoscopia Digestiva (SIGE), junto a otras sociedades científicas, elaboró un documento con las directrices nacionales, presentado hoy en la Sala Caduti di Nassirya del Senado.
    "La elaboración de directrices sobre las enfermedades gastroenterológicas más frecuentes representa un intento de dotar a todos los médicos de una herramienta adecuada para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes y contener el gasto sanitario", explica Luca Frulloni, catedrático de Gastroenterología de la Universidad de Verona y presidente de SIGE.
    Entre los principales puntos sugeridos por los expertos figura "una muestra de sangre para la búsqueda de anticuerpos anti-IgA transglutaminasa, asociada a la dosificación de inmunoglobulinas IgA totales".
    Así lo recomienda Fabiana Zingone, profesora asociada de Gastroenterología de la Universidad de Padua y editora de las directrices junto a Federico Biagi. Es entonces necesario "no iniciar la dieta sin gluten antes de completar el proceso de diagnóstico", continúa.
    Es importante también, agrega la especialista, contactar con un centro de referencia regional para la correcta interpretación de los resultados y continuar el seguimiento para evaluar la remisión progresiva de los síntomas y la correcta adherencia a la dieta sin gluten".
    La dieta para celíacos, sin embargo, no debe transformarse en una "fobia a la contaminación, subraya Biagi. Un paciente bien informado no puede ingerir involuntariamente una dosis tóxica de gluten".
    Se están estudiando nuevos fármacos capaces de bloquear la cascada patogénica causante la enfermedad celíaca.
    "Los objetivos son diferentes: desde la digestión de las fracciones tóxicas del gluten a la inhibición de algunas etapas de la inflamación relacionada con el gluten", explica Zangone.
    "Los resultados parecen prometedores, pero tendremos que esperar a obtener más resultados para definir cómo utilizarlos en la práctica clínica", concluyó la profesora. (ANSA).