Italia con la UE, "misión defensiva"

Primera sí de Bruselas. "Informaremos al Parlamento", Tajani.

(ANSA) - BRUSELAS, 22 GEN - La luz verde oficial llegará en menos de un mes, pero la luz verde política y sustancial ya está adquirida: la UE está lista para la misión Aspides, la operación militar europea que defenderá a los buques mercantes de los ataques hutíes.
    La aprobación llegó durante un Consejo de Asuntos Exteriores que certificó el papel protagonista de Italia, pero también de Francia y Alemania, en la organización de la misión.
    Se trata "de una política de defensa. El 15% del comercio mundial pasa por allí, impedir el paso de los productos significa un aumento desproporcionado de los precios, no podemos aceptar la amenaza de los hutíes en el Mar Rojo. Italia asume sus responsabilidades", subrayó la premier Giorgia Meloni.
    En Bruselas, el Ministro de Asuntos Exteriores, Antonio Tajani, dejó clara la línea del Gobierno. "No estamos haciendo la guerra a nadie, pero la defensa de los buques mercantes es un deber", subrayó.
    Poco antes había acabado sobre la mesa del Consejo de Asuntos Exteriores el documento con el que Italia, Alemania y Francia delineaban los contornos generales de la misión, subrayando su absoluta necesidad.
    La respuesta de Europa ha sido positiva. "Hemos acordado el inicio de la misión de la UE en el Mar Rojo, ahora hay que trabajar para que haya unanimidad en el cuándo", explicó el alto representante, Josep Borrell, que agregó que quiere completar el proceso para iniciar la operación lo antes posible.
    Se espera la luz verde oficial de los 27 ministros de Asuntos Exteriores el 19 de febrero.
    La misión Aspides, recordó Tajani, será efectivamente defensiva, pero "seriamente defensiva". Y tendrá que operar en un gran tramo de mar que va desde el Canal de Suez hasta el Estrecho de Ormuz, donde actualmente opera la misión Emasoh/Agenor, que probablemente se incorporará a la nueva operación.
    El expediente de la misión de la UE pronto acabará también en el Parlamento donde el M5S y el Pd, sin anunciar oposición a la iniciativa, pidieron información al gobierno.
    "El ministro de Defensa, Guido Crosetto, debería informar sobre las reglas de enfrentamiento y el perímetro de la misión", afirmó el líder del grupo del PD en la comisión de Defensa de la Cámara, Stefano Graziano.
    Tajani aseguró que se informará al Parlamento, aunque "no es obligatorio", al haber recibido ya autorización la misión en el Estrecho de Ormuz.
    "Para esta misión de defensa no tenemos que pasar por el Parlamento, para una misión como la estadounidense sí", recordó Meloni en referencia al Prosperity Guardian, que incluyó ataques en territorio yemení.
    Las reglas de enfrentamiento serán objeto del trabajo técnico del Grupo Político-Militar (Pmg) de Bruselas y, por tanto, del Comité Político y de Seguridad (Cops). Seguramente Italia enviará una fragata, que podrían incluso ser dos, con una rotación.
    La discusión está abierta sobre el mando general: no se descarta que vaya a Italia, pero también es posible que sea francés, con la nota de que la operación Agenor, en 2020, nació precisamente por iniciativa de París.
    La participación en Aspides no será aplicable para todos.
    Irlanda y España no enviarán barcos. Los Estados participantes en Agenor formarán parte de la misión: además de Italia, Francia y Alemania, están Portugal, Grecia, Dinamarca y Países Bajos.
    Para Italia, la misión es más necesaria que nunca. Roma, cuyas exportaciones a los países asiáticos son enormes, podría perder 5.500 millones de euros debido a la acción de los hutíes.
    A esto se suma el riesgo de un nuevo boom de precios: los seguros para los barcos que transitan por el Canal de Suez podrían alcanzar niveles preocupantes, la alternativa es circunnavegar África, con un impacto dramático en los tiempos de transporte.
    Pero la iniciativa de Roma, París y Berlín, recuerdan fuentes gubernamentales, también marca un importante paso adelante en la colaboración entre los tres países tras los meses tormentosos de la emergencia migratoria. Y, subrayó Tajani, la operación representa "un paso considerable hacia una verdadera defensa europea". (ANSA).