Vendió secretos a los rusos, condenan a un oficial a 20 años

Sentencia ejemplificadora Walter Biot, de la Marina italiana

Dura condena por espionaje al oficial de la Marina de Italia, Walter Biot. Entregó secretos a espías rusos (foto: Ansa)
Dura condena por espionaje al oficial de la Marina de Italia, Walter Biot. Entregó secretos a espías rusos (foto: Ansa)

(ANSA) - ROMA - El Tribunal en lo Penal de Roma condenó a 20 años de prisión al oficial de la Marina Walter Biot, detenido en marzo de 2021 en un aparcamiento de un centro comercial de la capital italiana, mientras estaba entregando información clasificada a funcionarios de la embajada rusa.
    Los cargos impugnados por los fiscales de Roma, que habían pedido 18 años de prisión, también incluyen espionaje y corrupción.
    Por este motivo, Biot, actualmente detenido en la prisión militar de Santa Maria Capua Vetere, ya ha sido condenado en primera instancia por el tribunal "estrellado" a 30 años de prisión.
    La Fiscalía Militar de Roma inicialmente había pedido cadena perpetua para el oficial.
    En particular, Biot fue acusado en los fueros castrenses por "obtener información secreta con fines de espionaje", "obtener y divulgar información de carácter confidencial", y "fotografías con fines de espionaje".
    Entre los 19 documentos fotografiados por Biot había algunos secretos de la OTAN, muy confidenciales, y uno "top secret", se informó. A su vez, el abogado de Biot, Roberto De Vita, afirmó que su cliente "no tuvo la oportunidad para defenderse" y por eso "seguirá luchando".
    Biot formaba parte del Estado Mayor y por ello tenía acceso a documentos reservados y clasificados, incluidos aquellos procedentes de la OTAN. Su arresto en 2021 desató una pelea diplomática entre Italia y Rusia.
    Italia expulsó rápidamente a dos funcionarios rusos en ese contexto, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores de aquel momento, Luigi Di Maio, convocó al embajador ruso Sergey Razov para presentar una protesta formal.
    Walter Biot tiene una familia de cuatro hijos. Uno de ellos tiene una discapacidad grave "Mi marido no quería joder el país. Les dio a los rusos lo mínimo que podía entregar. Nada muy comprometedor. Porque no es estúpido, irresponsable", dijo la esposa de Biot, Claudia Carbonara, al diario Il Corriere della Sera tiempo atrás.
    "Solo estaba desesperado. Desesperado por nuestro futuro y el de nuestros hijos", completó. La mujer justificó su acción diciendo que el salario de Biot de 3.000 euros al mes era insuficiente para mantener a su familia de cuatro hijos, uno de ellos con un problema de salud, y a cuatro perros. (ANSA).