Ley sobre suicidio asistido divide al gobierno de Meloni

Rechazada en la región Véneto, donde gobierna la Liga.

En el Véneto hubo una intensa campaña a favor del proyecto de ley.  (foto: ANSA)
En el Véneto hubo una intensa campaña a favor del proyecto de ley. (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - Una propuesta de ley para regular el suicidio asistido médicamente en la región del Véneto ha provocado un duro enfrentamiento interno en la Liga norte, uno de los partidos que forma parte de la coalición del gobierno que encabeza Giorgia Meloni.
    El proyecto de ley, impulsado por el gobernador del Veneto, Luca Zaia, que pertenece a la Liga, fue rechazado por el Consejo Regional con votos de su propio partido, un rechazo que hoy fue avalado por el líder del partido, el ministro de Transportes y vicepremier Matteo Salvini.
    "Mi posición es absolutamente clara: hay que proteger la vida desde la cuna hasta el final, hay que garantizar todos los cuidados necesarios a las futuras madres y a quienes se encuentran en dificultades al final de sus días, pero sin llegar a los niveles holandeses", dijo Salvini.
    "El Consejo Regional del Véneto votó, ganó el voto negativo, desde mi punto de vista yo también habría votado en ese sentido", destacó el ministro, que destacó que "la Liga no es un cuartel, hay libertad de pensamiento. Para mí es bueno que haya terminado así", concluyó Salvini.
    Por su parte, el gobernador Zaia subrayó que "todas las posiciones son respetables y las respeto plenamente. Sin embargo, me parece hipócrita que alguien pretenda que la sentencia del Consejo Constitucional que autoriza el fin de la vida ni siquiera existe".
    Para el gobernador, alguien "quiso transmitir el mensaje, tanto incorrecto como erróneo, de que la ley autorizaba el fin de la vida. Pero no es así - continúa - Esta posibilidad ya existe en virtud de una sentencia del Tribunal Constitucional de 2019".
    El proyecto rechazado "tenía como objetivo regular los métodos y los tiempos. Debíamos votar una cuestión ética, no política. Cada uno expresó su opinión según su conciencia. En lo que respecta a la Liga, nunca hemos celebrado una reunión para contar los votos. Me habría parecido repugnante lo contrario".
    En el Véneto "ha surgido una representación de la división que vive todo el país en estas cuestiones. Aunque en el fondo, creo, los ciudadanos estarían a favor de una ley que regule el comportamiento que se puede adoptar en situaciones tan delicadas, también desde un punto de vista ético", precisó Zaia.
    El gobernador del Véneto está enojado con "quienes niegan las pruebas, con los hipócritas que fingen no ver que el suicidio asistido ya existe, pero rechazan la necesidad de adoptar una ley para regularlo. Hubo una oportunidad y no fue aprovechada", lamentó. (ANSA).