Kfir cumple un año, pero no se sabe si está vivo

Festejo masivo para bebé pelirrojo secuestrado el 7/10

(ANSA) - TEL AVIV, 17 GEN - La tarta, los globos naranjas, la música y hasta una canción que será interpretada por primera vez por conocidos cantantes: así se preparan los israelíes para celebrar mañana el primer cumpleaños de Kfir Bibas en una plaza de Tel Aviv: el bebé de pelo rojizo hecho prisionero por el ala militar de Hamás desde el pasado 7 de octubre, después de haberlo sacado con sus padres Yarden y Shir y su hermano Ariel, de 4 años, del kibutz Nir Oz.
    Será uno de los cumpleaños más tristes jamás vistos en Israel.
    El colmo de la desesperación se alcanzó hace más de un mes con el intercambio de prisioneros, cuando decenas de rehenes regresaron a Israel, mientras los Bibas permanecían retenidos en Gaza.
    Más tarde, Hamás publicó un vídeo en el que afirmaba, sin aportar ninguna prueba, que la madre Shir y sus dos hijos habían muerto en un bombardeo israelí.
    "Otro estratagema de terrorismo psicológico de esa monstruosa organización", dijo la tía Liron Ohayon.
    Ayer, en Nir Oz, los niños del kibutz se reunieron para celebrar el cumpleaños de Kfir en su casa destruida por los comandos de Hamas.
    Todavía hay agujeros de bala en las paredes, pero también hay globos, pasteles, cartas de niños y una escritura brillante para Kfir.
    También había un dibujo de su hermano pequeño Ariel, titulado "Batman". "Ahora viene - escribió con lápiz - y salva a todos".
    Kfir Bibas es ahora un símbolo para Israel. Una fuente de esperanza de que la vida prevalezca sobre la muerte. En la canción escrita para él ('Me llaman 'Gingi', el rojizo) el bebé que conmueve el país se dice: "Dicen que soy un héroe/y no sé ni por qué".
    Mañana, en la "Plaza de los Rehenes", se celebrará un multitudinario cumpleaños. Habrá familiares, miembros del kibutz y una plaza probablemente llena de gente reunida para elevar al cielo un mensaje de apoyo y esperanza con globos naranjas para la familia Bibas, que permanece prisionera en Gaza desde hace 102 días. (ANSA).