"Un escenario horrendo", embarazos tras la violación de Hamás

Incluso sin información concreta, se inició consulta de expertos

"Un escenario horrendo", embarazos tras la violación de Hamás (foto: ANSA)

(ANSA) - TEL AVIV - Entre los responsables sanitarios israelíes se están celebrando consultas, todavía de carácter preliminar y discreto, en las que se aborda un "escenario horrendo": la posibilidad de que mujeres mantenidas como rehenes por Hamás hayan sido violadas y que a su regreso a Israel puedan encontrarse en estado de embarazo, incluso en estado avanzado.
    La noticia la dio a conocer Maariv, según la cual no hay cifras concretas al respecto.
    Aunque el periódico señala con tono alarmado que ya el pasado 7 de octubre se produjeron episodios de violaciones contra israelíes y que posteriormente se añadieron informaciones relativas a otras posibles violencias sexuales sufridas por mujeres que aún se encuentran entre los 136 israelíes retenidos como rehenes en Gaza.
    A las preocupaciones en los entornos sanitarios se suman las degradadas condiciones higiénicas de esas detenciones, con la posibilidad de que se desarrollen infecciones que sean peligrosas para la salud de las rehenes.
    Luego está el devastador aspecto psicológico de un embarazo debido a una violación en esas circunstancias.
    "El cerebro ni siquiera puede comprender la situación de una mujer que tiene que afrontar un embarazo resultante de una violación cometida por un asesino terrorista", afirmó el profesor Tal Biran, del centro médico Meir de Kfa Saba (Tel Aviv).
    El tema es discutido y explorado en profundidad por equipos de ginecólogos y psicólogos.
    Maarvi revela, en tanto, que en Israel los abortos son autorizados por una comisión especial hasta la semana 24 de embarazo.
    En períodos posteriores también será necesario el consentimiento de una segunda comisión. En este caso específico, según Maariv, es de suponer que una mujer interesada en interrumpir su embarazo después de estar encarcelada en Gaza sería autorizada, si no surgieran problemas de salud graves.
    ''Cuantos más días pasan, más grave se vuelve el problema -observó el profesor Haggai Levin, jefe de la medicina pública en Israel-. Este tipo de embarazos pueden sufrir complicaciones debido al estrés, ambientes antihigiénicos y falta de asistencia médica. Si entre los detenidos hay una mujer que quedó embarazada tras una violación -concluyó- debe ser devuelta a Israel con la máxima urgencia''. (ANSA).