Netanyahú presionado: tres ministros amagan renunciar

El ejército también plantea discrepancias con el premier, prensa

El premier Benjamín Netanyahu, bajo fuerte presión interna (foto: ANSA)
El premier Benjamín Netanyahu, bajo fuerte presión interna (foto: ANSA)

(ANSA) - TEL AVIV  - "Al menos tres ministros israelíes" están considerando la posibilidad de dimitir para obligar al primer ministro Benjamín Netanyahu a asumir públicamente sus responsabilidades tras el ataque sorpresa lanzado por Hamás el 7 de octubre, a lo que se suma gran malestar del Ejército, según la prensa local.
    El sitio web Ynet del periódico Yediot Ahronot da cuenta de esa movida, aunque sin publicar nombres.
    El sitio también publica una encuesta de opinión según la cual el 75 por ciento de los israelíes culpan a Netanyahu por la sorpresa total del país ante el ataque de Hamás.
    Hoy el periódico también afirmó que existen tensiones entre Netanyahu y el ejército.
    Se ha creado una profunda crisis de confianza entre Netanyahu y los líderes de las fuerzas armadas y esta situación se refleja negativamente en la conducción del conflicto con Hamás en Gaza y con Hezbolá en el sur del Líbano, indica un artículo de Yediot Ahronot desde la portada de hoy.
    "Israel necesita un liderazgo eficaz y centrado en los objetivos que se deben alcanzar", escribe el periódico, pero, en su opinión, esta situación impide tomar decisiones esenciales.
    El rotativo afirma que las relaciones entre Netanyahu y Yoav Gallant son particularmente tensas hasta el punto de que, durante la visita de Joe Biden a Israel, el primer ministro impidió a su ministro de Defensa explicar sus análisis al presidente estadounidense.
    Netanyahu, añade el periódico, "alberga resentimiento hacia los comandantes del ejército" por no haber podido impedir el ataque de Hamás el 7 de octubre. ''Reacciona con impaciencia a los análisis de los generales y no acepta rápidamente sus sugerencias'', indicó el periódico.
    El artículo despertó reacciones inmediatas en el mundo político, fortaleciendo la exigencia entre quienes ya se habían opuesto al gobierno de Netanyahu durante meses de que ahora diera un paso al costado para dar paso a nuevas fuerzas.

El premier Benjamín Netanyahu, bajo fuerte presión interna

 
    La principal figura de la oposición, el ex primer ministro de centroderecha, Yair Lapid, reclamó el sábado que el país debe construir con urgencia "un verdadero gobierno de emergencia.
    Cualquier consideración política en este momento seria una vergüenza moral". El mensaje en las redes, que no citó a Netanyahu, sugería la salida del mandatario.
    Lapid, de perfil liberal, achacó al premier el "imperdonable fracaso" de no haber podido impedir el ataque terrorista que sorprendió al país con una descomunal y sangrienta ofensiva que causó más de 1.400 muertos entre los pobladores civiles de las ciudades frente a la Franja de Gaza.
    Asimismo, el reconocido historiador y filósofo, Yuval Noah Harari, en una columna de opinión afirmó que "Netanyahu debe asumir inmediatamente la responsabilidad de su terrible fracaso, dejar espacio para personas más talentosas y valiosas".
    Amit Segal, avezado comentarista político jefe del Canal 12 de Israel, dijo a la cadena CNN que la sorpresa sería que el cargo de primer ministro de Netanyahu sobreviviera a esta guerra. "Sentaría un precedente nacional", dijo- "La historia de Israel nos ha enseñado que todas y cada una de las sorpresas y crisis llevaron al colapso del Gobierno.
    Así ocurrió en 1973 (la guerra del Yom Kippur) con Golda Meir, en 1982 con Menachem Begin en la primera guerra del Líbano, y en 2006, con Ehud Olmert, en la segunda guerra del Líbano. El tiempo se acaba", señaló Segal. (ANSA).