Tres regiones en top 10 UE riesgo climático

Véneto, Lombardía y Emilia-Romagna

(ANSA) - ROMA 20 FEB - Véneto, Lombardía y Emilia-Romagna se encuentran en las top 10 de las regiones europeas que estarán más expuestas a episodios meteorológicos extremos y al cambio climático en 2050.
    Ocupan en concreto el cuarto, quinto y octavo puesto, respectivamente.
    Así lo señala el primer estudio global del patrimonio inmobiliario y del territorio llevado a cabo por inversores de Xdi (The Cross Dependency Initiative), que lidera los análisis del riesgo del cambio climático.
    Italia, junto con Alemania y Rusia, son los países que tienen un mayor número de regiones en riesgo de Europa.
    Lombardía es además la segunda economía regional de la Unión Europea (UE), con 366.000 millones de euros en 2020.
    Los principales riesgos que causan daños en Europa son las inundaciones fluviales y superficiales o las inundaciones combinadas con la inundación costera, junto con el calor extremo, los incendios forestales, movimientos del suelo (relacionados con la sequía), y viento extremo y congelación, explica Xdi.
    Sobre la base de estos ocho factores se calcula el riesgo climático interno bruto.
    El estudio Xdi "Gross Domestic Climate Risk" compara 2.600 regiones de todo el mundo basándose en las proyecciones de los daños en edificios y en propiedades causadas por eventos extremos y saca a la luz la vulnerabilidad de los centros económicos.
    La comparación del riesgo físico en relación con el clima en 2050 en Europa ha puesto de manifiesto que la Baja Sajonia (Alemania), los Flandes (Bélgica), Krasnodar (Rusia) y Véneto y Lombardía (Italia) son la regiones europeas en los primeros puestos en la clasificación y se encuentran en el top 100 de las regiones con mayor riesgo del mundo.
    "Estos resultados subrayan la importancia de valorar el riesgo climático físico en los mercados financieros, incluidos los mercados de bonos, debido a la entidad de las inversiones de capital representadas por los activos en riesgo en las regiones identificadas, la vulnerabilidad de las cadenas de aprovisionamiento globales y la necesidad de informar a las inversiones sobre la resiliencia climática", declaró Rohan Hamden, CEO de Xdi.
    Añadió que "es fundamental que las empresas, los gobiernos y los inversores conozcan las implicaciones financieras y económicas del riesgo climático físico y lo sopesen en su toma de decisiones antes de que los costes se agraven más allá de los límites financieros".
    Por su parte, Luca Iacoboni, responsable de los programas nacionales de Ecco, think tank italiano del clima, apunta que "el coste de la inacción es con mucha diferencia más alto del que se tendría poniendo en marcha acciones eficaces de mitigación y adaptación".
    Sugiere "alinear las inversiones públicas e incentivar las privadas hacia una verdadera descarbonización" y dice que "la revisión del Pnrr (Plan europeo de recuperación, transformación y resiliencia) y del Pniec (Plan nacional integrado de energía y clima) deberá aportar señales importantes para el sector privado y los inversores". (ANSA).