Un film por los 20 años de Vanity Fair en Italia

Desfile de estrellas por el docufilm de Cosimo Alemà

Todo el glamour de Vanity Fair, 20 años en Italia (foto: ANSA)
Todo el glamour de Vanity Fair, 20 años en Italia (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Daniela Giammusso - Vanity Fair, el semanario de Condé Nast lanzado en Italia en 2003, propone un documental para celebrar sus primeros 20 años en la península.
    "Si lo adivinas, la portada no sólo funciona en Italia, puede ir a cualquier parte. No sólo tienes que contar el debate, tienes que generarlo. Y una portada puede hacer esto", asegura el director de la revista, Simone Marchetti.
    Desde aquella con Gianna Nannini y su panza visible (a los 56 años) hasta Tiziano Ferro que se revela como nunca antes y luego las "muchas" Monica Bellucci, Miriam Leone, bella en su Sicilia, las tomas de autor del director danés Nicolas Winding Refn (que retrató a 18 actrices italianas en una villa de noche) o las de Madonna, la estrella de las estrellas: como dice Marchetti, esta es la manera de ser y "estar ahí" para Vanity Fair.
    El título del film es "Artículo de portada, 20 años de Vanity Fair", dirigido por Cosimo Alemà, que lo escribió junto con Matteo Menduni, y llegará a los cines italianos los días 29, 30 y 31 de enero.
    Producida por Condé Nast y Emma Film y distribuida por Adler Entertainment, la película es un retrato de veinte años de periodismo, costumbres, entretenimiento y cultura de Italia, en los que cada uno, lector apasionado o no, logra encontrar "su" número.
    "Conocía la revista mejor que nadie - dijo a ANSA el director Alemà -. Para la película, sin embargo, comencé a 'estudiarla' y a ponerla en perspectiva durante los últimos veinte años. Un período increíblemente revolucionario si pensamos solo desde el storytelling tecnológico y periodístico".
    Entre sesiones fotográficas y entrevistas, aquí hay una pasarela de veinte años que cuenta la historia de la élite de talentos y celebridades, con Kasia Smutniak en el reportaje sobre la fundación de su escuela en Nepal que lleva el nombre de Pietro Taricone, Annalisa, Madame, Anna Wintour, Fiorello, Pierfrancesco Favino, Drusilla Foer, Raffaella Carrà, Chiara Ferragni (por nombrar sólo algunos).
    Y luego los directores: Carlo Verdelli, Luca Dini, Daniela Hamaui y, desde 2018, Simone Marchetti. Y los temas que Vanity promovió y fue testigo, desde la emancipación femenina hasta la sostenibilidad, el compromiso político, la pasión por el cine, la inclusión y el diálogo con todas las diversidades.
    "Entonces decidimos - continuó el director - entrelazar esta historia con la del verano de 2023 de la revista", entre reuniones editoriales, eventos, como Valentino en el Chateau de Chantilly y el número especial dirigido por Michela Murgia, dos meses antes de su muerte".
    "Ese fue un momento esclarecedor - continuó Alemà -.
    Estuvimos casi tres horas en un estudio de fotografía, muy acalorados porque habíamos tenido que apagar el aire acondicionado debido al ruido, todos embelesados ;;por sus palabras y su contagiosa positividad. Más allá de su testimonio, muy importante, del cual solo una parte llegó a la película, lo que quedará en mi mente es la alegría y diversión de modelar por un día con esos maravillosos vestidos de Valentino, fue algo que realmente me puso de buen humor. Y es un sentimiento que todos nos llevamos a casa. Nadie salió triste ese día".
    Pero, ¿cuál es el secreto del éxito de Vanity Fair? "Para mí, que siempre encuentro algo que leer entre esas páginas. Me pasa, como a mi mujer o a mi madre", dijo el director.
    O, como concluye Marchetti, "Vanity Fair es la feria de las vanidades. Es una cena loca, donde vas un poco como un intruso y escuchas al mejor actor, un director increíble, un filósofo, un fugitivo de casa que tiene cosas excepcionales que decir, un payaso. Es la fotografía de la sociedad de ese momento sin demasiados juicios, sin prejuicios, a veces con el coraje de escribir sobre el mañana. ¿Y quién no quiere ir a esa cena?".
    (ANSA).