Restaurado el Caravaggio en el Museo del Prado

"David vencedor de Goliat" recupera luz

(ANSA) - MADRID 19 DIC - La luz y contrastes originales de "David vencedor de Goliat", de Caravaggio, que estaban ocultos, se pueden ver desde hoy en el Museo del Prado de Madrid tras la restauración del cuadro.
    La obra fue sometida a un proceso de eliminación de los barnices oxidados y opacos en la superficie para devolver a la pintura su cromatismo y contrastes.
    La intervención reveló elementos de la composición ocultos bajo la opacidad del barniz como la luz clara que rodea la cabeza del joven David o el cuerpo en escorzo de Goliat.
    La imagen original de Caravaggio (Milán, 1571 - Porto Ercole, 1610), maestro del claroscuro, se había ido perdiendo bajo el efecto de las capas de suciedad y los barnices oxidados.
    La opacidad de los viejos barnices hacía muy difícil percibir las dimensiones del lugar en que se encuentran David y Goliat, ya que solo se distinguían en ellas las zonas más iluminadas por el foco de luz dirigida.
    El estudio radiográfico reveló la existencia de dos daños producidos seguramente de forma accidental, uno en la manga de la camisa de David y el otro en la rodilla continuando por el hombro de Goliat.
    Almudena Sánchez, restauradora del Museo del Prado, que realizó la intervención, dijo que ha mostrado "un nuevo Caravaggio, aportándonos una imagen de la pintura hasta ahora desconocida, la auténtica imagen de esta gran obra maestra que después de tanto tiempo en la sombra, recupera la luz con la que fue concebida".
    "David vencedor de Goliat", realizado en torno al año 1600, es una de las cuatro pinturas del autor que se conservan en España junto con "Santa Catalina de Alejandría", "Salomé con la cabeza de Juan el Bautista" y "San Jerónimo en meditación".
    La obra, que hasta hace 50 años no estaba atribuida a Caravaggio, explicó el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, se expone ahora en una sala de la pinacoteca donde el jefe del departamento de pintura italiana y francesa hasta 1800, David García Cueto, ideó una visión panorámica del fenómeno del caravaggismo. (ANSA).