La "inolvidable" primera vez de Mannoia en Argentina

La artista se despidió con un "Volveré

Mannoia ha ganado dos veces el premio de la crítica en San Remo.  (foto: Ansa)
Mannoia ha ganado dos veces el premio de la crítica en San Remo. (foto: Ansa)
(ANSA) - BUENOS AIRES- La primera vez de Fiorella Mannoia en Buenos Aires, que prometía ser un verdadero evento y así fue, dejó huella con un concierto que quedará en la memoria de la numerosa comunidad italiana de la capital argentina.
    La intérprete y cantautora emblema de la tradición musical italiana no defraudó las expectativas y, acompañada sobre el escenario del muy italiano Teatro Coliseo por una pequeña formación de su banda con un piano y dos guitarras acústicas, presentó para la ocasión un repertorio que se extendió "entre las canciones que marcaron nuestra historia, nuestra generación".
    Así lo describía ella misma en una breve entrevista con ANSA minutos antes del inicio del tradicional concierto organizado por el Consulado General de Italia para la celebración del Día de la República.
    "Estas son las canciones que han acompañado mi vida. Con mayor razón, porque vengo a otro país, quiero que escuchen las canciones que marcaron nuestra historia, nuestra generación", dijo.
    Y así fue, con una "programación" que, además de sus éxitos más conocidos (como "Quello che le donne non dicono" o "Come si cambia") y canciones más recientes (como "Combattente"), abarcó desde Lucio Dalla ("Cara") hasta Vasco Rossi ("Sally"), pasando por un homenaje a la música latinoamericana, con "Bésame Mucho", "Quizas" y su ya clásica versión de "Que serà" de Chico Buarque.
    En el país donde nació el movimiento "Ni una menos", Mannoia tampoco desistió de hacer una referencia al tema de la violencia de género al final de "Lo que no dicen las mujeres". Aquí, al "diremos otro sí" de la última estrofa, se agregó un "o tal vez" y, sostuvo la cantante, "en caso de que sea un no, entonces cuando decimos que no es un no".
    Una postura que recibió todo el apoyo del público asistente con un largo aplauso. El concierto terminó con una serie de bises memorables, entre ellos la canción con la que Mannoia alcanzó la fama en Sanremo en 1981, ese "Café negro caliente" que hoy define como "una vieja foto de su juventud que miramos con ternura".
    Los saludos llegaron entonces a regañadientes por parte de la cantante y del público, pero Fiorella, que definió la velada como "inolvidable", aseguró a Buenos Aires que su primer concierto en Argentina no será el último y se despidió con un "Volveré". (ANSA).
   

Tags relacionadas