Boom del pop religioso, se destaca Ribo

El país cambia. De la música laica de los kibbutz a la ortodoxa

(ANSA) - TEL AVIV, 20 APR - Con treinta millones de visualizaciones en Youtube el cantante Yishay Ribo es muy popular en Israel y representa un fenómeno ya consolidado, a saber, el arraigo cada vez mayor del pop religioso.
    Y son muchos los que comparan esta cifra con la progresiva desecularización de un gran segmento de la sociedad israelí.
    Después de todo, basta pensar en la representación actual del partido en la Knesset (Parlamento). O incluso la crisis política y social que vive Israel a causa de la reforma judicial del gobierno derechista de Benyamin Netanyahu.
    El pop-rock religioso se caracteriza por una música refinada, declinada según la modernidad, con sonidos que no son sólo acústicos.
    Lo que prima, sin embargo, son las palabras donde la invocación al Todopoderoso y la repetición de pasajes bíblicos es constante. Una tendencia que en dos décadas erosionó la "vieja generación" de la música israelí nacida en el kibbutz con un fuerte atractivo de las melodías rusas y luego, gradualmente, se desarrolló en el estilo occidental.
    Y puede parecer una señal del destino -una especie de relevo generacional- que Yehonatan Geffen, una gran figura de la escena cultural israelí, haya muerto justo en estos días. Además de ser un importante escritor, fue un músico que tradujo al hebreo las canciones de, por ejemplo, Juan Manuel Serrat.
    Geffen estaba a años luz de las letras de Ribo y la historia de los dos es bastante opuesta. Geffen era un "producto" del kibbutz Nahalal en el norte de Israel: un "sabra" (nativo de Israel) símbolo del sionismo socialista. Valores que llenaron sus letras y canciones, incluso para niños.
    El segundo. de 34 años, es francés de nacimiento, con dos padres judíos marroquíes y emigró a Israel cuando era niño. Aquí completó sus estudios en las escuelas rabínicas a las que todavía asiste. Su look -vive en un asentamiento de Cisjordania- es el típico de un judío religioso: tocado y flecos rituales.
    En "My Heart", una de las últimas canciones exitosas de Ribo -la punta de lanza de un grupo de cantantes religiosos cada vez más populares como Nathan Goshen, Hanan Ben-Ari, Akiva Turgeman y Narkis Reuven-Nagar-, las palabras, subrayan los medios, son más bien inspiradas en pasajes bíblicos sobre la naturaleza del corazón humano (por ejemplo, Génesis 6:5) y también por la imagen del Mar Rojo partido en dos.
    En la canción "Sibat Hasibot" (La Causa de las Causas) el llamado es aún más explícito: "Abrenos las puertas del entendimiento, las puertas de la fe, ya que no tenemos otro Rey... que Tú... Que eres la causa de las causas".
    Pero sería un error pensar que Ribo apela sólo a religiosos.
    En sus ya agotados conciertos no son pocos los laicos ("chilonim", en hebreo).
    Y él mismo lo apunta: en una entrevista reciete subrayó que "ateos completos" le escriben y le dicen "yo no creo en nada más que en tus canciones, me despiertan algo en el alma". (ANSA).