CEO de Illy ante un nuevo y ambicioso desafío

 (foto: ANSA)
(foto: ANSA)
(ANSA) - SAN PAOLO, 21 MAR - El objetivo de emisiones cero en 2033, gracias al mix entre agricultura regenerativa, economía circular, y energías renovables, es la brújula que dirige las políticas globales de la empresa triestina Illicaffé.
    Y desde San Pablo, donde el presidente Andrea Illy y la hermana Anna, a la cabeza de la Fundación, llegaron para entregar el 33° premiso Ernesto Illy para la calidad sostenible del café expreso, el CEO habla de un nuevo y ambicioso desafío.
    El objetivo es crear un fondo de 1.000 millones de dólares al año para ayudar a los productores de café a nivel global a hacer frente a las crecientes amenazas de los cambios climáticos.
    Contribución en Italia, explicó el empresario, podría llegar del Plan Mattei para el respaldo al desarrollo de los países africanos, mientras comienzan varias iniciativas como la del fondo de inversiones suizo Lombard Odier, para el cultivo regenerativo del café.
    "No tenemos fecha límite todavía", explica el directivo, "será un milagro si conseguimos lograrlo", pero "las conversaciones existen", asegura, y se está estudiando un modelo, para luego pensar en el países a incluir.
    La base de los grandes proyectos que han hecho famosa la marca a nivel mundial, sigue siendo el intenso trabajo de una empresa familiar nacida del sueño de crear el mejor café del mundo.
    Una aspiración que todavía es un pilar, con la empresa siempre más proyectada hacia el blend sostenible de alta calidad, y basada en el esfuerzo continuo de crear nuevas soluciones que conjuguen sostenibilidad, salud, y resiliencia, gracias a la utilización de la inteligencia artificial (IA).
    La apuesta es continuar elevando la vara del gusto, para lograr nuevas cuotas de mercado y convertir a los consumidores a la religión del café gourmet, a la conquista de nuevas plateas, de China a Estados Unidos. (ANSA).