Netanyahu desafía las presiones: "entraremos a Rafah"

Italia no le ha vendido armas a Israel desde el 7/10, dice Tajani.

Tanques israelíes maniobran en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.  (foto: Ansa)
Tanques israelíes maniobran en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. (foto: Ansa)

(ANSA) TEL AVIV - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró hoy que, pese a la intensa presión internacional de los aliados de Israel, que temen una catástrofe humanitaria, la operación militar en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, se llevará a cabo. 

    "Mientras ustedes y el ejército se preparan para continuar luchando, dijo Netanyahu a los soldados, hay presión internacional para impedirnos entrar en Rafah y completar el trabajo. Como Primer Ministro de Israel, rechazo esta presión: continuaré rechazando las presiones y entraremos en Rafah". 

    "Completaremos la eliminación de los batallones restantes de Hamás, restableceremos la seguridad y traeremos la victoria completa al pueblo de Israel y al Estado de Israel", concluyó el primer ministro.

    El portavoz militar, Daniel Hagari, reveló que, antes del ataque militar planeado, Israel se propone trasladar a 1,4 millones de palestinos desplazados de la ciudad de Rafah a "enclaves humanitarios".

    La ofensiva en Rafah, subrayó Hagari, "es algo que tenemos que hacer y será cuando las condiciones lo permitan". 

    "Debemos garantizar que 1,4 millones de personas se trasladen a los enclaves que crearemos con la comunidad internacional para proporcionar refugio temporal, alimentos, agua y hospitales de campaña", detalló el portavoz.

    Por su parte, el Parlamento Europeo pidió a Israel que permita y facilite inmediatamente la entrega total de ayuda en toda Gaza a través de todos los cruces existentes. 

    En una resolución no vinculante aprobada con 327 votos a favor, 44 en contra y 120 abstenciones, los eurodiputados instan a las autoridades israelíes a abrir los pasos fronterizos de Rafah, Kerem Shalom, Karmi y Erez a los convoyes humanitarios.

   El texto reitera su llamado a un alto el fuego inmediato y permanente para abordar el riesgo inminente de una hambruna masiva en Gaza y para liberar inmediata e incondicionalmente a todos los rehenes. 

    La Eurocámara también acoge con satisfacción la apertura de corredores de ayuda marítima para Gaza, pero subraya que la distribución por tierra debe ser la prioridad y reconoce también el papel indispensable de la Urnwa, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos. 

    Los parlamentarios europeos condenan enérgicamente el aumento de la violencia de los colonos extremistas y dicen estar profundamente preocupados por el riesgo de una escalada del conflicto, particularmente en el Líbano.

   Por último, el texto subraya que no puede haber perspectivas de paz, seguridad, estabilidad y prosperidad para Gaza mientras Hamás y otros grupos terroristas tengan algún papel en Gaza.

    Desde Italia, el canciller Antonio Tajani precisó que el país dejó de vender armas a Israel desde el inicio del conflicto, tras los ataques terroristas del 7 de octubre. 

    "Desde el 7 de octubre hemos bloqueado los contratos de venta de armas con Israel, lo que también ha sido reconocido a nivel internacional", afirmó el canciller ante denuncias de una ONG sobre envíos de Italia.

     Después de esa fecha "puede que se hayan cumplido antiguos contratos, pero ninguno de los productos exportados en virtud de contratos anteriores al 7 de octubre del año pasado pudo utilizarse en Gaza. Somos un ejemplo de respeto a las normas", subrayó Tajani (ANSA)