Abren investigación a Chiara Ferragni

La influencer bajo la lupa de la Fiscalía por el "pandoro".

Chiara Ferragni y el
Chiara Ferragni y el "pandoro" navideño de Balocco (foto: Ansa)

(ANSA) - MILAN - Avanza una profunda investigación por parte de la Fiscalía de Milán que involucra a la afamada influencer italiana Chiara Ferragni y a la empresa alimentaria Balocco por la publicidad del "pandoro Pink Christmas" (un budín típico de Navidad), bajo presunción de engaño a los consumidores.

      El "pan dulce" patrocinado el año pasado por la influencer, contó con un precio muy elevado, superior al el del mercado para hacer caridad, pero se sospecha de una maniobra fraudulenta. Los consumidores pagaron este dulce navideño a más de 9 euros, en lugar de 3,70. Se argumentó que parte de los beneficios eran para el hospital de Turín.El fiscal adjunto Eugenio Fusco, encargado de las investigaciones, actualmente sin delito calificado ni sospechosos, ha delegado en la Unidad de Policía Económica y Financiera de la Guardia di Finanza la recolección del material necesario para tener una visión general del asunto. Posteriormente, para más comentarios y aclaraciones, citará también a la empresaria cremonese, asistida por los abogados del estudio Bana, que ya se presentaron esta mañana temprano en el cuarto piso del Palacio de Justicia de Milán.Pero mientras tanto, los problemas de la influencer no parecen terminar.

      El Grupo Safilo -con una cartera de marcas top como Banana Republic, BOSS, Dior y Gucci, entre otras- ha rescindido el acuerdo de licencia para el diseño, producción y distribución de las colecciones de gafas de la marca Chiara Ferragni "tras" una supuesta "violación de compromisos contractuales", según indica un comunicado.

       Y Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia, el partido de la premier Giorgia Meloni) pide que se le revoque el Ambrogino de Oro, un galardón de la comuna de Milán. "No ejerceré el veto y dejaré cualquier tipo de reflexión al ayuntamiento", se limitó a decir el alcalde Giuseppe Sala.

      La investigación busca arrojar luz sobre el caso y entender si realmente hubo, como afirmó la influencer en su video de disculpa, antes de desaparecer de las redes sociales, un "error de comunicación" en el que se mezclaron "actividades benéficas, que siempre he hecho y seguiré haciendo, con actividades comerciales", según dijo Ferragni.}

     La Justicia italiana ha impuesto una multa de más de un millón de euros a las empresas Fenice y Tbs Crew, ambas de Chiara Ferragni, y de 420.000 euros a Balocco por prácticas comerciales desleales en la venta del "pandoro" diseñado por la influencer. (ANSA)