Roma y Berlín firman un acuerdo sobre el gas

Es para ayudarse en caso de crisis energética. Suiza se suma

Roma y Berlín firman un acuerdo sobre el gas (foto: ANSA)
Roma y Berlín firman un acuerdo sobre el gas (foto: ANSA)
(ANSA) - BERLIN, 19 MAR - Con la esperanza declarada de no verse en la obligación de aplicarlo nunca, Italia y Alemania firmaron un acuerdo de "solidaridad" para ayudarse mutuamente en caso de que surja una crisis grave del gas.
    Un acuerdo que confirma el papel de Italia como centro energético continental.
    Se trata de un pacto, firmado hoy en Berlín por el Ministro de Medio Ambiente y Seguridad Energética, Gilberto Pichetto, y su colega alemán de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck, incluida también Suiza, que conecta Italia y Alemania a través del Gasoducto de metano "Transitgas".
    El acuerdo prevé "medidas extremas, con mecanismos de compensación y cumplimiento de los límites de los sistemas de transporte de gas, que se implementarán una vez agotadas las medidas disponibles a nivel nacional, en caso de que uno de los países se vea afectado por una crisis grave" energética, explicó Pichetto, quien recordó que "vivimos, con precios muy altos, hace dos años" debido a la "agresión rusa contra Ucrania".
    Además, el acuerdo fue firmado "naturalmente con la esperanza de no utilizarlo nunca", subrayó el ministro.
    "Pero, en caso de necesidad -añadió- este compromiso significa que los ciudadanos de Italia, Alemania y Suiza no se quedarán sin gas".
    "Espero que nunca lo necesitemos", afirmó también el ministro alemán, refiriéndose a la activación de las medidas previstas en el acuerdo que, sin embargo, refuerza el principio de solidaridad entre los Estados implicados.
    De hecho, en caso de crisis también se prevén medidas llamadas "no de mercado", como la interrupción de la demanda de gas por parte de los clientes industriales, se supo al margen de la ceremonia de firma realizada por Pichetto, Habeck y el ministro suizo Albert Rösti durante el "Diálogo de Berlín sobre la Transición Energética" (Betd), una conferencia a la que asistieron más de 90 estados.
    Italia ya había firmado un acuerdo de solidaridad similar con Eslovenia en marzo de 2022, en cumplimiento de un Reglamento de la Unión Europea (UE) y de las Recomendaciones de la Comisión Europea de 2017 y 2018, respectivamente.
    Con Alemania "consolidamos nuestro papel como polo europeo de la energía" y del gas, subrayó Pichetto, y habló de la centralidad de Italia en el "nuevo marco geopolítico" y en la "transmisión" hacia el norte de Europa.
    Habeck afirmó que también consideraba el acuerdo como "una señal" para Rusia de que "Europa, en este ámbito, está unida y no se deja dividir". (ANSA).