La economía italiana, mejor que la alemana

Diferencial alcanza mínimos de dos años. Financial Times elogia

++ Spread Btp-Bund ancora giù, sotto quota 320 ++ (foto: ANSA)
++ Spread Btp-Bund ancora giù, sotto quota 320 ++ (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Domenico Conti - "El diferencial cae al nivel más bajo en dos años y la economía italiana eclipsa a la alemana". La economía italiana, bajo el liderazgo del gobierno de Giorgia Meloni, está "relativamente bien", mejor que la germana, es que el canciller Olaf Scholz "atraviesa de una crisis a otra".
    El diferencial Italia-Alemania -que siempre ha sido un termómetro del "riesgo italiano" pero también el tema de un enfrentamiento político de diez años entre las dos potencias industriales europeas, tan diferentes y, sin embargo, unidas entre sí- se convierte en apertura del influyente Financial Times. Y el periódico de la City, habitualmente poco tierno con las perspectivas financieras de Italia, da un viraje sin precedentes: en plenas elecciones políticas de 2022 había suscitado "preocupación, pero no pánico" sobre la composición de la nueva mayoría. Ahora el Financial Times se centra en "la velocidad de la caída del diferencial, lo que ha sorprendido a muchos inversores".
    Y no solo por los movimientos del mercado, sino también por el crecimiento: con Italia saliendo del colapso del Covid y de la crisis energética con sólidas inversiones y exportaciones, gracias también a los fondos Next Generation EU que dan un respiro a las cuentas públicas.
    Por el contrario, Alemania, que como locomotora europea hace temer una crisis estructural de su modelo económico, con exportaciones amenazadas por la desglobalización, empresas todavía aturdidas por el shock energético y una resistencia invencible a un estímulo presupuestario adecuado: resultado Italia, tras el máximo estímulo fiscal de 2022 (+4,1% del PIB), todavía creció un 1% el año pasado y este año aspira a un +0,8%, Alemania registró un -0,3% en 2023 y todavía lucha contra la recesión.
    Así, desde los 200 de hace unos meses, el diferencial del BTP-Bund comenzó ayer a caer casi a la mitad, hasta los 116 puntos básicos. Hoy el cierre está en 125, con los mercados aferrados a las decisiones de los bancos centrales y decepcionados por la persistente inflación en Estados Unidos, que hace ser cautelosa a la FED (la reserva federal estadounidense).
    El clima de apetito por el riesgo es favorable a Italia, que ofrece los mayores rendimientos de la zona del euro: los financistas hablan del "miedo a perderse algo", el miedo a quedar excluidos de los importantes rendimientos de los BTP en vista de los tres recortes de tipos del BAnco Central Europeo (BCE) previstos entre junio y diciembre que reducirán la remuneración de los bonos estatales.
    Quienes siguen de cerca el mercado de bonos promueven la decisión del Ministerio de Economía de centrarse en la suscripción de BTP por parte de las familias: la deuda total en manos del comercio minorista se estima en unos 350 mil millones, casi el doble que hace dos años. En tres emisiones, el BTP Valore -recuerda el Financia- ha recaudado casi 54 mil millones desde junio pasado, cifra que por sí sola supera los 40 mil millones liberados del balance del BCE. (ANSA).