El primer avatar italiano que habla lengua signos

Plataforma inteligencia conversacional en Mobile World Congress

(ANSA) - BARCELONA 27 FEB - La primera empresa italiana que ha desarrollado un avatar que habla con el lenguaje de signos para sordos en tiempo real, proyecto dentro de su filosofía de potenciar la "tecnología inclusiva", dicen sus responsables a ANSA, participa en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona.
    Con Algho, la primera plataforma de inteligencia conversacional totalmente Made in Italy, creada por la empresa QuestIT, los usuarios sordos solo tienen que activar la telecámara y comenzar a hablar con signos, y el avatar entiende las peticiones y genera respuestas adecuadas en lenguaje de signos.
    Estra traducción simultánea para personas sordas o sordomudas, lanzada el año pasado, fue realizada por QuestIT en colaboración con el laboratorio de fabricación digital Santa Chiara Fab Lab de la UniSi y el Instituto de ciencias y tecnologías de la cognición (ISTC) del Consejo nacional de investigaciones (CNR).
    "Permite a los usuarios sordos poder comunicar sin barreras con la administración y con las empresas", explica Francesco Elmi, director de marketing de QuestIT.
    El próximo objetivo de la empresa es expandir próximamente este avatar que habla con lenguaje de signos en Francia e Inglaterra.
    Con 15 años de experiencia en Inteligencia Artificial (IA), QuestIT, empresa toscana, ha creado asistentes virtuales para ser de ayuda a las empresas en sectores específicos.
    Se adaptan a cualquier sector, como el turístico y hoteles, ayuda al cliente, sanitaria, banca o administración pública en la ayuda al ciudadano.
    Estos asistentes virtuales son capaces de instaurar relaciones empáticas a través del análisis de expresiones, semántica y estados de ánimo.
    El avatar se puede instalar en una computadora, tableta, celular inteligente o totem, y a través de una webcam interacciona con los usuarios.
    Y este mes QuestIT lanzó una plataforma de clonación de voz (voice cloning) para las personas que la han perdido debido a lesiones o patologías.
    "Apostamos por la tecnología inclusiva como instrumento que beneficia a personas que no se pueden permitir nuestra cotidianeidad", subraya Elmi.
    "En un momento en que se tiene miedo de la IA, con trabajo podemos hacer que mejoren muchas vidas", añade. (ANSA).