Menos paraísos fiscales en "lista negra" europea

Los "malos" siguen siendo doce.

(ANSA) - BRUSELAS 20 FEB - La lista negra europea de paraísos fiscales del planeta se acorta. Salen de la lista elaborada por primera vez en diciembre de 2017 tras el escándalo de los "Panama Papers" (Papeles de Panamá), en la práctica, tres países y un territorio de ultramar tradicionalmente considerados "paraísos fiscales": Bahamas, Belice, Seychelles y las Islas británicas de Turcas y Caicos.
    La decisión fue tomada durante el Consejo de Asuntos Generales y la luz verde llegó tras valorar que las cuatro jurisdicciones se habían adaptado a los compromisos solicitados por Bruselas, comenzando así a cooperar con la Unión en materia de buena gobernanza fiscal.
    Las reformas solicitadas por Europa a los paraísos fiscales pretenden respetar una serie de criterios objetivos, que incluyen la transparencia fiscal, una fiscalidad justa y la implementación de estándares internacionales destinados a evitar la erosión de la base imponible y la transferencia de utilidades.
    Bahamas y las Islas Turcas y Caicos, ambas en el Mar Caribe, terminaron en la lista negra después de las graves deficiencias observadas por el Foro de Prácticas Nocivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que recientemente cambió sus recomendaciones de "duras" a "blandas".
    Seychelles y Belice fueron incluidos en la lista negra el pasado octubre por una calificación negativa en el sector de intercambio de información.
    Sin embargo, los dos Estados se comprometieron a establecer normas ad hoc para remediar sus deficiencias y, a la espera de una revisión suplementaria, Bruselas los promovió de la nómina negra a la llamada "lista gris" que incluye, entre otros, a Israel, Albania, Aruba y Hong Kong.
    Pero todavía hay 12 países o territorios de ultramar que integran la lista negra de Bruselas: Samoa Americana, Anguila, Antigua y Barbuda, Fiji, Guam, Palau, Panamá, Rusia, Samoa, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes estadounidenses, Vanuatu.
    El Consejo de la UE les expresó una vez más la "decepción" por la falta de colaboración en materia tributaria, y los invitó a mejorar su marco legal para resolver problemas detectados.
    Los países miembros tienen cierta discreción en estrategias para evitar la fuga de capitales a los paraísos fiscales, pero la UE exige que siempre haya coordinación.
    Entre las medidas que Bruselas puede implementar está la de la congelación de fondos comunitarios dirigidos a países de la lista negra.
    Por supuesto, Europa también debe considerar su propio nivel interno: en un informe de 2021, la Comisión había activado la atención sobre seis Estados miembros por las estrategias que se consideran que facilitan la evasión: Irlanda, Luxemburgo, Malta, Chipre, Países Bajos y Hungría. (ANSA).