Evasión fiscal en Bari, 47 odontólogos implicados

Unos 33 millones de euros ocultos a las autoridades fiscales

La evasión fiscal de los odontólogos. Investigación en Bari (foto: ANSA)
La evasión fiscal de los odontólogos. Investigación en Bari (foto: ANSA)

(ANSA) - BARI, por Nicoló Delvecchio - La investigación de la fiscalía de Bari sobre la enorme evasión fiscal de los dentistas de consultorios de las regiones Apulia y Basilicata se encuentra en su última fase, con 80 profesionales controlados y 47 investigados, por un total de 33 millones de euros ocultos a las autoridades fiscales.
    En los últimos días la Policía Financiera sometió a una incautación preventiva más de cinco millones de euros de presuntos beneficios de declaraciones fraudulentas entre 2016 y 2020.
    Las investigaciones comenzaron tras una inspección fiscal rutinaria de un dentista de la provincia de Bari y permitieron identificar a Tommaso Carbone, ingeniero informático de Palo del Colle (Bari), como creador y proveedor de un software de gestión ("Suite Medical Gold") que permitía a los profesionales llevar una contabilidad paralela de todos los servicios no facturados periódicamente o solo parcialmente.
    Para acceder al software fue suficiente conectar con un dispositivo externo (un pendrive o disco duro) al ordenador, presionando la tecla F12 del teclado e ingresando una contraseña.
    Una vez ingresado al sistema de gestión se podía crear la tarjeta de cliente e introducir las operaciones mantenidas ocultas ante el fisco.
    Luego, una vez terminado, simplemente había que desconectar el dispositivo en el que se instalaba el software para no dejar ninguna pista en el ordenador utilizado.
    El ingeniero, según surgió de las investigaciones, habría creado chats con los profesionales, en los cuales hacía referencia a la contabilidad paralela e invitaba a sus clientes a la prudencia, evitando hablar por teléfono sobre cómo gestionar el programa ("No tengo que contestarte, cuando nos vemos me haces todas las preguntas", supuestamente le dijo a un cliente, según los datos documentados).
    Ya en 2021 las finanzas se incautaron de varios dispositivos profesionales de toda la provincia de Bari, algunos de los cuales inmediatamente comenzaron a regularizar su posición con el fisco.
    De hecho, en los años siguientes, el volumen de negocios declarados por los profesionales implicados aumentó de promedio en 56%, con picos de incluso 150%.
    "Invitamos a los ciudadanos -instó el fiscal de Bari, Roberto Rossi- a pedir siempre recibos y facturas. Si creen que al no hacerlo se resguardan, no es así porque los pagos en negro "causan un efecto en el sistema global. Son deudas que dejamos a nuestros hijos".
    "Una recuperación por valor de 33 millones de euros como la actual - concluyó - vale concretamente un hospital". (ANSA).