El calor despierta al depredador cangrejo azul

Se detiene la pesca de almejas

El exótico cangrejo azul (ANSA) (foto: ANSA)
El exótico cangrejo azul (ANSA) (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - El cangrejo azul bloquea la producción de almejas en el Véneto, en Porto Tolle.
    Las 14 cooperativas del Consorcio Cooperativo de Pescadores de Polesine han decidido, en contra de su voluntad, suspender la actividad por falta total de producto. Una elección casi obligada porque los expertos hablan de un despertar de la depredación con el calor.
    La noticia fue comunicada a ANSA por la cooperativa Fedagripesca-Conf (Federación de Agricultura y Pesca), que siguió los problemas críticos a lo largo del delta del Po.
    "Una elección que nos pesa mucho, pero que es inevitable", afirma Luigino Marchesini, presidente del Consorcio, al pedir "la suspensión de las hipotecas y la resolución de la cuestión de la seguridad social".
    Antes de la llegada del cangrejo azul, las cooperativas se alternaban para recolectar las almejas, pero a diferencia de antes, cuando se pescaban 330 quintales, se recolectaban entre 7 y 8 quintales.
    También es crítica la situación en Emilia Romaña, entre Goro y Comacchio, donde las cooperativas que trabajan en zonas con menos agua intentan proteger con vallas las plantaciones de juveniles.
    Y justo en vista de la primavera, los pescadores confirman que en los últimos días los cangrejos empiezan a moverse mucho.
    "Los cambios climáticos complican la formulación de hipótesis sobre el comportamiento de esta especie que aún debe estudiarse en profundidad - explica Mattia Lanzoni, investigador en ecología de la Universidad de Ferrara - capaz de crear colonias en el mar hasta a 3 millas de la costa y en aguas interiores hasta 120 kilómetros de la desembocadura de los ríos.
    En invierno la actividad depredadora del cangrejo azul disminuye y vuelve a pleno rendimiento con el calor".
    Paolo Tiozzo, vicepresidente de la cooperativa Fedagripesca-Conf, afirma que "dado que hasta la fecha hemos perdido más del 70% de nuestras almejas, debemos encontrar la manera de vivir este nuevo escenario para salvar el futuro de las empresas y de los trabajadores".
    "Y para ello -sostuvo-, es necesario implementar una estrategia en dos pasos: reducir al máximo el cangrejo azul mediante una acción masiva de recogida y eliminación y al mismo tiempo poner en marcha un estudio que permita recoger información útil para diseñar escenarios de gestión de este tipo de emergencia". (ANSA).