Sigue la protesta de tractores, el ministerio llama

Los agricultores acosan a Roma. Gestiones urgentes

Los tractores siguen en pie de guerra. Acosos sobre Roma y otras ciudades (foto: ANSA)
Los tractores siguen en pie de guerra. Acosos sobre Roma y otras ciudades (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA  - "Fuimos citados hace poco por el Ministerio de Agricultura", así lo reveló Andrea Papa, uno de los portavoces del movimiento de redención agrícola de Italia, que explicó que una de sus delegaciones se desplazará a los despachos oficiales para una nueva reunión.
    Mientras tanto, continúa la presencia de los tractores agrícolas del grupo Riscatto en la Via Nomentana de Roma.
    "Seguimos aquí esperando que el Ministro formalice los compromisos asumidos durante la reunión de los últimos días con nuestra delegación. En particular, en lo que respecta a la apertura de una mesa técnica", explica Elia Fornai, uno de los coordinadores de Redención Agrícola.
    Actualmente, según el movimiento campesino, hay alrededor de trescientos vehículos presentes en el punto de recogida cerca del Grande Raccordo Anulare en la periferia romana.
    En tanto, la guarnición de agricultores y pastores sardos frente al puerto de Cagliari permanecerá en pie al menos hasta el 26 de febrero.
    No sólo Roma: tras el desfile ante el Coliseo, también hay grupos listos para marchar desde Cerdeña hacia otro destino: Bruselas. Por ahora, sin embargo, seguimos en compás de espera, dicen los dirigentes.
    "Será - xplica a ANSA Roberto Congia, portavoz de la protesta de los tractores sardos- una semana de negociaciones a nivel nacional: sólo cuando haya garantías y respuestas adecuadas a las propuestas de nuestra plataforma podremos decidir salir".
    Y luego continuarán con los tractores posicionados frente a la puerta de Aduana. Siempre dispuestos a bloquear o en todo caso ralentizar la entrada y llegada de mercancías con repercusiones en el tránsito de vehículos a la entrada de Cagliari.
    Además, están previstos nuevos paseos por el centro con vehículos agrícolas para recordar a la ciudad que la lucha no ha terminado. (ANSA).