Milei en el Foro: loas al capitalismo

Crítico de la "casta" de Occidente. Negó cambio climático

El presidente de Argentina, Javier Milei, en el Foro Económico de Davos (foto: ANSA)
El presidente de Argentina, Javier Milei, en el Foro Económico de Davos (foto: ANSA)

(ANSA) - BUENOS AIRES  - El presidente argentino, el ultraliberal Javier Milei, criticó hoy desde el Foro Económico de Davos a los líderes políticos de Occidente por haber abandonado "el modelo de la libertad", por "versiones" vinculadas al "colectivismo", y aseguró que "el capitalismo es la única herramienta para terminar con la pobreza".
    "Estoy acá para decirles que Occidente está en peligro porque aquellos que supuestamente deben defender los valores de Occidente se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza", afirmó Milei en su discurso, divulgado en Buenos Aires por la presidencia argentina.
    Fue un mensaje en el que el mandatario no solo defendió al capitalismo, sino que reafirmó sus postulados más polémicos, como su oposición a las políticas de género, al cambio climático, y al aborto.
    En su primer mensaje fuera del país desde que asumió, el 10 de diciembre, Milei consideró que algunos de los líderes que se abandonaron al colectivismo lo hicieron por querer ayudar al prójimo, pero otros, advirtió, "por el deseo de pertenecer a una casta privilegiada".
    "Nosotros estamos acá para decirles que los experimentos colectivistas nunca son la solución, sino que son la causa.
    Créanme. Nadie mejor que nosotros los argentinos para dar testimonio de estas dos cuestiones", afirmó el presidente.
    La palabra "casta" para referirse a la clase política tradicional fue uno de los caballitos de batalla de Milei durante la campaña electoral.
    Después de su denuncia del colectivismo, el presidente argentino, tal como hace en muchas de sus intervenciones, desgranó una serie de datos macroeconómicos para defender su tesis del capitalismo de libre empresa como único sistema para superar la pobreza.
    "¿Cómo puede ser entonces que desde la academia, los organismos internacionales, la política y la teoría económica se demonice un sistema económico que no solo ha sacado de la pobreza más extrema al 90% de la población mundial, y lo hace cada vez más rápido, sino que, además, es justo y moralmente superior?", se preguntó el mandatario ultraliberal.
    "Gracias al capitalismo de libre empresa hoy el mundo se encuentra en su mejor momento. No hubo nunca, en toda la historia de la humanidad, un momento de mayor prosperidad que el que vivimos hoy", añadió.
    Según expresó el mandatario, Occidente está en peligro porque los países que debieran defender "los valores del libre mercado, la propiedad privada y demás instituciones están socavando los fundamentos del libertarismo para abrirle la puerta al socialismo".
    En su crítica al socialismo, el presidente argentino rechazó también las políticas de género y ambientalistas. "Los socialistas se vieron forzados a cambiar su agenda.
    Dejaron atrás la lucha de clases basada en el sistema económico para reemplazarla por otros supuestos conflictos sociales igual de nocivos para la vida en comunidad y para el crecimiento económico", señaló.
    "La primera de estas nuevas batallas fue la pelea ridícula y antinatural entre el hombre y la mujer. El libertarismo ya establece la igualdad entre los sexos. La piedra fundacional de nuestro credo dice que todos los hombres somos creados iguales, que todos tenemos los mismos derechos inalienables otorgados por el creador".
    "En lo único que devino esta agenda del feminismo radical es en mayor intervención del Estado para entorpecer el proceso económico, darle trabajo a burócratas que no le aportan nada a la sociedad, sea en formato de ministerios de la mujer u organismos internacionales dedicados a promover esta agenda", resaltó.
    Sobre el ambientalismo, el jefe de Estado argumentó: "Otro de los conflictos que los socialistas plantean es el del hombre contra la naturaleza. Sostienen que los seres humanos dañamos el planeta y que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por mecanismos de control poblacional o la tragedia del aborto". (ANSA).