Diversidad impulsa al vino italiano en Brasil

Para el ICE, mercado cada vez más maduro.

El stand de Italian Trade Agency en la feria ProWine de San Pablo.  (foto: ANSA)
El stand de Italian Trade Agency en la feria ProWine de San Pablo. (foto: ANSA)

(ANSA) SAN PABLO - Ante un mercado cada vez más maduro y en expansión, los vinos italianos diversifican su presencia en Brasil, que también empieza a apreciar variedades alternativas a etiquetas consagradas como Chianti y Barolo.
    El escenario quedó especialmente patente en ProWine, la feria celebrada del 3 al 5 de octubre en San Pablo que reunió a decenas de productores del Belpaese, once de ellos en el stand de Ice.
    "Fue un evento excelente, con muchos contactos y empresas visitantes bien calificadas, tanto para las que venían por primera vez y buscaban un importador, como para las que querían ampliar la presencia de sus productos aquí en Brasil", dijo a ANSA Ronaldo Padovani, analista comercial senior de Ice, según el cual "Italia está realmente interesada en invertir en este mercado, que está madurando y creciendo".
    Los números lo demuestran: entre enero y agosto de 2023, Brasil importó vinos italianos por valor de 24,6 millones de dólares, un aumento del 4,4% en comparación con el mismo período de 2022. En volumen, Italia solo es superada por Chile, Argentina y Portugal.
    Al mismo tiempo, el coste medio de las etiquetas italianas importadas por los brasileños aumentó un 14,3%, de 3,43 dólares por litro a 3,92 dólares por litro, lo que indica un interés por productos con un mayor valor añadido.
    "Esto significa que los brasileños están importando vinos de mayor calidad, lo que coincide con la propuesta italiana. En Brasil, el vino italiano está muy vinculado a iconos como Barolo, Amarone, Chianti, Nero D'Avola y Primitivo di Manduria, pero Italia va mucho más allá y poco a poco el consumidor brasileño va conociendo también otras variedades", señaló el experto. (ANSA).