Varane alerta sobre conmociones cerebrales

Raphael Varane alerta sobre las conmociones cerebrales (foto: EPA)
Raphael Varane alerta sobre las conmociones cerebrales (foto: EPA)
(ANSA) - PARIS, 02 APR - "Dañé mi cuerpo", aseguró Raphael Varane, zaguero francés del Manchester United campeón mundial en Rusia 2018 sobre las conmociones cerebrales que sufrió durante su carrera.
    Varane, de 30 años y quien pasó del Real Madrid al Manchester United en la temporada 2020-21, contó su experiencia al diario francés L'Equipe y también explicó que desea enviar un mensaje de alerta para su hijo de 7 años que también juega al fútbol.
    "Le aconsejo que no dé cabezazos. Para mí es esencial", narró Varane, quien reveló que cuando repasa las tres peores actuaciones de su carrera "en al menos dos de ellas había sufrido una conmoción cerebral unos días antes".
    "Contra Alemania en los cuartos de final del Mundial de 2014 y con Real Madrid ante Manchester City en los octavos de final de la Liga de Campeones 2020", evocó el zaguero francés.
    Varane también reconoció que "en 10 años nunca quise hablar de ello" porque, explicó, "puede sonar como una excusa y nunca quise que lo pareciera, porque no lo es".
    "Pareces débil por decir que estás cansado, que tienes migraña o sientes los ojos cansados", completó el defensor francés, campeón de la Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España con Real Madrid, con el que también ganó todo a nivel internacional.
    Varane incluso reconoció que "antes no me preocupaba tanto, pero sé que las consecuencias en el mediano y largo plazo pueden ser potencialmente fatales".
    "En los primeros años de mi carrera no era padre de familia, pero hoy, con 30 años cumplidos y con tres hijos, pienso de otra manera", enfatizó Varane, quien incluso citó un golpe en la cabeza durante un partido entre Francia y Nigeria del Mundial de Brasil 2014.
    "Terminé el partido con Nigeria en 'piloto automático'. Si alguien me hubiese hablado en ese momento, no sé si hubiese podido responder. No recuerdo el partido después de este shock.
    Incluso sentía cansancio en los ojos", reveló Varane.
    El zaguero francés también refirió otro episodio que protagonizó con Real Madrid antes de una derrota contra Manchester City como consecuencia de un pelotazo que recibió durante un partido contra Getafe.
    "Me sentía sin fuerzas, pensaba que era normal en el final de la temporada, pero no era así. Cuando volví a entrenarme estaba poco lúcido, como dormido, sentía la exigencia de abofetearme para reaccionar", recordó.
    "En esa época naturalmente no sabía que el golpe había generado otra cosa. Las cosas están cambiando de a poco, pero en este ámbito podemos seguir logrando grandes progresos", destacó.
    "En Manchester United una vez me aconsejaron no dar más de 10 cabezazos durante una práctica. Nosotros los futbolistas somos los primeros en no entender la gravedad del tema, porque en estos casos es raro incluso realizar un control", completó Varane.
    Los dichos del zaguero francés recuerdan el caso del arquero alemán Loris Karius, quien en la final de la Champions League de la temporada 2017-18, quien cometió un grosero error que le costó la derrota al Liverpool ante Real Madrid justamente tras sufrir una conmoción cerebral.
    Como consecuencia del riesgo de concusiones, en el fútbol juvenil inglés se prohibió a jugadores mejores de 12 años golpear el balón con la cabeza. (ANSA).
   

Tags relacionadas