Sanabria ilusiona al Torino

Gol del paraguayo para vencer a Monza y soñar con las Copas

Sanabria le dio el triunfo al Torino (foto: ANSA)
Sanabria le dio el triunfo al Torino (foto: ANSA)

   (ANSA) - TURIN, 30 MAR - Un gol de penal del paraguayo Antonio Sanabria, que había ingresado desde el banco de suplentes, le permitió al Torino cantar victoria ante su público y derrotar por 1-0 a Monza e ilusionarse con la posibilidad de clasificarse a una Copa europea.
    Sanabria, que saltó al ruedo a los 62', decretó siete minutos más tarde la victoria del "granate", que con este triunfo escaló provisoriamente al octavo puesto con 44 puntos, uno por detrás de un Napoli que más temprano cayó por 3-0 frente al Atalanta de local en el inicio de la trigésima fecha.
    Torino, que venía de vencer por 2-0 a domicilio a Udinese antes del receso tras igualar justamente en campo del Napoli, último campeón de Italia, se hizo fuerte ante su público (unos 25 mil espectadores) y mantuvo su valla en cero por decimoquinta vez en el torneo.
    Todo un récord para el club y para el serbio Vanja Milinkovic-Savic, arquero de un Torino que supo aprovechar hoy sus oportunidades para sentenciar un partido en el que el penal que convirtió Sanabria, tras reemplazar al nigeriano David Okereke, marcó un antes y un después.
    Y es que en la jugada que el árbitro Gianluca Aureliano sancionó la falta en el área contra Samuele Ricci, también fue amonestado el infractor: Matteo Pessina, capitán del Monza que por otra falta cometida a los 71' vio la segunda tarjeta amarilla y debió dejar la cancha rumbo a los vestuarios.
    Expulsado había sido también el croata Ivan Juric, técnico del Torino, en el empate frente a Fiorentina que le valió dos fechas de suspensión (cumplidas frente al Napoli y Udinese), y quien hoy volvió a ocupar un lugar en el banco de suplentes.
    Juric apostó por el zaguero Alessandro Buongiorno, a pesar de una dolencia, y por el regreso del francés Adrien Taméze después de un mes de inactividad, desde el inicio, así como por el colombiano Duván Zapata, goleador del equipo con diez festejos en el campeonato.
    Pero el mayor acierto fue mandar al ruedo a Sanabria en el complemento, pues fue el artífice del triunfo al destrabar un partido en el que ambos equipos lucieron lentos y más preocupados por anular a su rival, que por generar juego.
    Por eso, tanto Milinkovic-Savic, como su colega Michele Di Gregorio se fueron al descanso sin ensuciarse los guantes, lo que hacía presagiar modificaciones en el arranque de un complemento que ambos equipos salieron a jugar con los mismos once iniciales.
    Torino pareció animarse un poco más y probó los reflejos de Di Gregorio en dos ocasiones, con Buongiorno y Okerere, mientras que Monza intentó responder con un remate desviado del bosnio Milan Djuric, aunque fue el ingreso de Sanabria, el primero que ensayó Juric, el que pagaría más.
    Su gol y la expulsión de Pessina terminaron por sentenciar el pleito en el que los dirigidos por Raffaele Palladino casi no volvieron a generar peligro, aunque cuando se jugaba el quinto minuto adicionado reclamaron una falta contra el portugués Dany Mota del también ingresado Matteo Lovato, que el árbitro no consideró como tal.
    Dos jugadas que dejaron sabor a injusticia en Monza, como reconoció el dirigente Adriano Galliani tras el partido al destacar que "obviamente no estamos conformes con el arbitraje" y explicar que por ese motivo Palladino no ofreció declaraciones: "No está de buen ánimo y prefirió no hablar", comentó.
    "Hay imágenes televisivas que permiten cuestionar el penal que nos sancionaron en contra y el que no nos sancionaron a favor, así como la expulsión de Pessina. Fueron tres situaciones que terminaron siendo determinantes en el partido", explicó.
    "Pero yo estoy desde hace demasiado tiempo en el fútbol y prefiero no lamentarme, no quiero hacerlo. Estamos en Pascuas y deberíamos ser todos un poco más buenos", sugirió con ironía el dirigente de un Monza que hoy mando al ruedo al argentino Valentín Carboni a los 70' y que buscará revancha en la próxima fecha ante un rival que irá por el mismo objetivo: Napoli.
    Torino, que será visitante del Empoli, volvió a ganar hoy y se ilusiona con pelear en esta recta final del campeonato con la posibilidad de clasificarse a una Copa europea, un objetivo que merece y por el que también peleaba Monza, ahora más relegado.
    (ANSA).