Sinner se tomó revancha

Venció a Medvedev y vuelve a instalarse en la final en Miami

Sinner aplastó a Medvedev, su verdugo en la final del pasado Masters 1000 de Miami (foto: EPA)
Sinner aplastó a Medvedev, su verdugo en la final del pasado Masters 1000 de Miami (foto: EPA)

   (ANSA) - MIAMI, 29 MAR - El italiano Jannik Sinner se instaló hoy en la final del Masters 1000 de Miami por tercera vez en las últimas cuatro ediciones del torneo al derrotar con un aplastante marcador de 6-1 y 6-2 al ruso Daniil Medvedev, su verdugo en la definición que los enfrentó hace un año.
    Una paliza le dio el número tres del ranking al número cuatro, al que despachó en una hora y diez minutos de juego para instalarse en la final del torneo, como en 2023 y como lo hiciera también en 2021, cuando cayó en esa instancia por el título frente al polaco Hubert Hurkacz.
    Ahora, el italiano espera por el ganador del duelo que sostenían a continuación el alemán Alexander Zverev, quinto del ranking y finalista del torneo en 2018, y el búlgaro Grigor Dimitrov, duodécimo del escalafón que eliminó en cuartos al español Carlos Alcaraz, flamante campeón en Indian Wells.
    Sinner, que este año celebró su primera corona de Grand Slam en Australia tras haber conquistado la Copa Davis en noviembre en Málaga, desplazará del segundo escalón del ranking a Alcaraz en caso de consagrarse campeón en Miami, torneo en el que faltó el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo.
    "Me sentí muy cómodo en la cancha hoy. Estoy realmente muy contento por cómo se dieron las cosas", confesó el italiano, al reconocer que Medvedev "cometió demasiados errores y yo supe aprovecharlos".
    "Esperaba un partido durísimo y si él hubiese logrado quebrarme el servicio en el inicio, creo que todo hubiese sido distinto", confesó el vencedor, que ahora espera por ver "cómo irán las cosas mañana", palpitando una nueva final en Miami.
    Respecto de la que jugó hace un año, Sinner explicó que se siente "un jugador y una persona distinta" y afirmó que "antes no lograba conciliar el sueño en la noche previa a una final, pero ahora aprendí a manejar mejor estas situaciones y espero jugarla bien. Si gano, bien y si no habrá otras oportunidades", resumió.
    Hoy, frente a Medvedev, el italiano no sufrió como en la final del Abierto de Australia, cuando debió remontar dos sets abajo antes de celebrar, como espera hacerlo el domingo para desplazar del trono de Miami al ruso en una temporada en la que perdió apenas un partido, en la final de Indian Wells frente a un Alcaraz al que también intentará desplazar, pero en el ranking.
    (ANSA).