Lazio-Juventus, primer round

Pasado, presente y futuro se conjugan en este partido

Lazio recibe a Juventus en primero de tres partidos en pocos días (foto: ANSA)
Lazio recibe a Juventus en primero de tres partidos en pocos días (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 29 MAR - Lazio recibirá mañana a Juventus en el primero de tres duelos que sostendrán en pocos días y que marcará el debut del DT croata Igor Tudor, que tiene un pasado común con el equipo turinés en el que su colega Massimiliano Allegri cumplirá 500 partidos en Serie A.
    "Juventus me formó como futbolista y como hombre y le estaré agradecido por siempre por los compañeros, los entrenadores y los dirigentes que tuve en mi paso por el club, que me hicieron ser quien soy hoy", destacó Tudor.
    Mañana será la hora de la verdad en uno de los cinco partidos que pondrán en marcha la trigésima fecha, mientras que los restantes cinco se completarán el lunes porque las Pascuas cristianas obligan a parar la pelota por un día.
    En la víspera de su estreno y tras el receso obligado en el campeonato por la disputa de la doble fecha FIFA, Tudor destacó que tuvo tiempo para trabajar con sus nuevos dirigidos, a quienes -dijo- intenta "transmitirles la cultura del trabajo".
    "Será un partido ante un rival importante y para mí será el primero como técnico de Lazio, pero lo tomo como cualquier otro porque no creo en el destino", dijo.
    "Sí en las emociones, que son normales, pero estoy enfocado en la mejor estrategia", aclaró el croata, que formó parte del cuerpo técnico de Juventus encabezado por Andrea Pirlo en su momento también.
    Pirlo, quien actualmente dirige a Sampdoria en la Serie B, pasó por Juventus en 2020-21 y sin bien conquistó la Copa y la Supercopa de Italia no pudo extender la racha de nueve "scudettos" consecutivos del club turinés, que celebró el último en 2019-20 con Maurizio Sarri, a quien Tudor llegó ahora para reemplazar en Lazio.
    Los cinco "scudettos" consecutivos previos los había celebrado con Allegri (luego de los tres en fila que conquistó con Antonio Conte), quien mañana celebrará sus 500 partidos como conductor de Juventus en primera división.
    "Son 47 años de fútbol. Estoy empezando a ser distintamente joven, pero me siento contento de lo que logré en el pasado y aún tengo ganas de divertirme y de trabajar en este deporte", afirmó Allegri.
    "Lo importante mañana es ganar. Nos quedan 55 días más por delante con dos objetivos importantes por alcanzar, lo cual representa un estímulo para todos nosotros", explicó al aludir a la clasificación a la próxima Champions y a la posibilidad de conquistar la Copa Italia.
    Juventus, que resignó el segundo puesto en el campeonato a manos del Milan, necesita ponerse a salvo del acecho de Bologna y de Roma en la pelea por el cuarto boleto al torneo continental, mientras que en Copa Italia se eliminará en semifinales justamente frente a Lazio.
    El primer duelo por el pasaje a la final de ese torneo lo jugará el martes como local, en tanto que la revancha está prevista para el 23 de abril en el Olímpico, donde disputará el primero de estos tres partidos en fila mañana ante la Lazio de Tudor.
    Un Tudor que afirma que "el equipo es el espejo de su entrenador", pero reconoce que para ello "se necesita tiempo y yo llegué hace poco", al explicar que será necesario más tiempo juntos para que "se vea la transformación a la que aspiro".
    "Trataré de que sea lo antes posible porque en el inicio no seremos perfectos. Sí confío en que mejoraremos a medida que avancen los partidos porque estoy seguro -afirmó- que merecemos estar más arriba del noveno puesto", que hoy ocupa Lazio.
    En esa mejoría, el croata incluyó al capitán y goleador histórico Ciro Immobile, atacado por los fanáticos de Lazio en medio de rumores que lo apuntaban como orquestador de un boicot que derivó en la renuncia de Sarri, tras lo cual Luciano Spalletti tampoco lo convocó a los amistosos de la "azzurra".
    El receso obligado en el "Calcio" ayudó a aquietar las aguas agitadas y Tudor dijo sobre el delantero: "Hablé con él y lo noté de buen ánimo. Creo que volver a la selección depende sólo de él mismo", al aludir a esa ausencia en los partidos que Italia le ganó a Venezuela y a Ecuador en Estados Unidos.
    "Ciro es sinónimo de gol y por eso tengo muchas expectativas puestas en él. Tiene enormes condiciones, no sólo futbolísticas, sino humanas", destacó Tudor al considerar que Immobile será "muy importante en estos dos meses que quedan por delante" en la recta final de la temporada.
    Sin embargo, advirtió que "si bien hay que tener respeto por el pasado, no se vive del pasado porque el fútbol suele ser cruel y demanda triunfos".
    El estreno de Tudor generó también mucha expectativa entre los aficionados de Lazio, que desbordarán mañana el Estadio Olímpico, donde Lazio jugará el 6 de abril el clásico con la Roma de Daniele De Rossi buscando escalar en un campeonato en el cual, en la pasada temporada, terminó segundo a espaldas del Napoli.
    La llegada del croata promete variantes también en el módulo de juego, que pasará a ser con tres en el fondo, cuatro volantes, dos jugadores de creación y un delantero, tal como se desprende de las prácticas realizadas durante el receso.
    Confianza dijo sentir en tanto Allegri por parte de la dirigencia de Juventus y espera poder pagarla en cancha, enderezando el rumbo de un equipo que necesita recuperarla para aspirar a sumar los "70 puntos que se necesitarían para lograr la clasificación a la Champions", según el DT, respecto de los actuales 59 cosechados.
    "En la segunda ronda hemos sumado apenas 13 unidades y dilapidamos gran parte de la ventaja que teníamos al final de la primera. Ahora, tenemos que invertir esa tendencia", explicó Allegri, quien reconoció también que "el cambio de entrenador en el equipo rival será un detalle a tener en cuenta, así como algunos de sus delanteros, que son muy peligrosos", advirtió.
    En la ofensiva, Juventus sufrirá las ausencias del suspendido serbio Dusan Vlahovic y del lesionado polaco Arkadiusz Milik, razón por la cual Allegri confirmó desde el inicio a Moise Kean para acompañar a Federico Chiesa.
    En defensa se anuncia a Federico Gatti junto con los brasileños Gleison Bremer y Danilo, mientras que en Lazio falta el arquero Ivan Provedel, quien le deja su lugar una vez más al griego Christos Mandas, en tanto que el español Luis Alberto será el encargado de abastecer a Immobile, al brasileño Felipe Anderson y a Mattia Zaccagni, mientras el argentino Valentín Castellanos esperará en el banco una nueva oportunidad tras el doblete que le permitió a su equipo celebrar ante Frosinone antes del receso. (ANSA).