Malagó rechaza comentar investigación en Perugia

(ANSA) - PERUGIA, 28 MAR - El presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagó, se negó a comentar la investigación en curso de la fiscalía de Perugia sobre el presunto caso de espionaje contra políticos, entre ellos representantes de su gobierno, personalidades e incluso estrellas del fútbol.
    "Lo digo muy francamente, hay representantes de las instituciones, de cualquier nivel, que habitualmente comentan todo, dan su opinión, incluso a menudo sobre las sentencias. Yo no comento, no está bien, no tiene sentido", enfatizó Malagó.
    El titular del CONI respondió de esa manera en Perugia a la pregunta sobre la investigación sobre un presunto acceso abusivo a las bases de datos de la fiscalía antimafia de Italia.
    "Estamos esperando a ver los acontecimientos, después de lo cual uno puede expresar su opinión. Hoy en mi opinión, eso no sólo sería incorrecto sino también agramatical", concluyó Malagó.
    La fiscalía de Perugia investiga a Pasquale Striano, agente de la Guardia de Finanzas italiana acusado de presunto espionaje y acceso abusivo al sistema de datos de la institución y divulgación de información confidencial a periodistas.
    Según la investigación, Striano accedió sin autorización a la base de datos fiscales, antimafia y de blanqueo de capitales para obtener información sobre cinco ministros, los secretarios de Estado y los ex primeros ministros italianos Matteo Renzi y Giuseppe Conte.
    En la lista también figuran, entre otros, la viuda de Silvio Berlusconi, Marta Fascina; el presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, el astro portugués Cristiano Ronaldo, el DT de Juventus, Massimiliano Allegri, y el rapero Fedez.
    Según la investigación, Striano ingresó miles de veces a los expedientes sin autorización y sin que hubiera ningún tipo de investigación en marcha que justificara el acceso en busca de información sensible desde 2018.
    La investigación se inició hace aproximadamente un año a raíz de una denuncia del Ministro de Defensa, Guido Crosetto, por la publicación de un documento sobre su situación fiscal en un periódico italiano. (ANSA).