Napoli indignado por el fallo

El club y sus aficionados condenan absolución de Acerbi por parte de la justicia deportiva

Napoli cuestionó absolución de Acerbi tras denuncia de Juan Jesús (foto: ANSA)
Napoli cuestionó absolución de Acerbi tras denuncia de Juan Jesús (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 26 MAR - Napoli y sus aficionados respaldaron hoy a Juan Jesús al criticar el fallo de la justicia deportiva que absolvió a Franceso Acerbi, jugador de Inter al que zaguero brasileño había acusado de racismo tras el partido que ambos equipos empataron en San Siro el 17 de marzo por el campeonato italiano.
    "Estamos atónitos. Napoli no volverá a adherir a iniciativas que son una mera fachada de las instituciones del fútbol contra el racismo y la discriminación. Lo haremos sólo por nuestra cuenta, como lo hemos hecho siempre, con renovada convicción y determinación", informó el club en un comunicado.
    Según Napoli, el fallo refleja que "en este punto, para la justicia deportiva el culpable entonces debería ser Juan Jesús por haber acusado injustamente a un colega, ya que no suena razonable imaginar que entendió mal lo que este le dijo".
    "Desaparece en esta sentencia el principio de mayor probabilidad de un hecho, ampliamente visible en la dinámica y en las excusas del caso dentro de la cancha porque, además, ¿Si lo ocurrido allí es compatible con un insulto ofensivo y el tono amenazante del mismo por qué no se sanciona?", agregó el club.
    "Si la sentencia dice: 'Dado que la prueba de la infracción cometida ha sido ciertamente probada', ¿Por qué entonces la justicia deportiva no tomó ninguna decisión al respecto para sancionar al responsable?, completa la nota del Napoli.
    Una postura, la del último campeón de Italia, que refleja el malestar que generó la sentencia anunciada más temprano y que liberó de culpa y cargo al defensor del Inter por falta de elementos probatorios que permitieran confirmar la denuncia de Juan Jesús durante la investigación.
    El futbolista del Napoli no emitió comentarios, pero publicó una imagen en su perfil en Instagram que muestra un puño cerrado alzado al cielo que remite al "Black Power" y al gesto que protagonizaron los atletas afroestadounidenses Tommie Smith y John Carlos en la ceremonia de premiación de los Juegos Olímpicos de México 68 y que recobró vigencia en los últimos años de la mano del movimiento "Black Lives Matter".
    Los aficionados del Napoli, históricamente discriminados por representar al sur postergado de Italia, también se encolumnaron detrás del club de sus amores y del futbolista brasileño y expresaron su fastidio por el fallo absolutorio a través de las redes sociales.
    "Ingresamos en una etapa de tolerancia al racismo, en un camino completamente equivocado considerando el odio de algunos aficionados también hacia el Napoli y los napolitanos. Con esta sentencia lo justifican. Insultos tan graves deberían ser condenados aún si existen dudas", afirmó Gianluca, uno de esos aficionados indignados.
    "En un período en el que la gente está más sensibilizada contra el racismo, existe una tendencia opuesta y no se puede dar espacio para que esto ocurra", coincidió Marco, mientras que Massimiliano fue más allá al afirmar que "si fuese Juan Jésus, convocaría a una conferencia de prensa, le agradecería al Napoli y a los napolitanos y rescindiría el contrato para dejar Italia y volver a Brasil".
    Pero como toda regla, esta tiene su excepción y hay algunos fanáticos del Napoli que consideran correcta la sentencia de la justicia deportiva, como Amedeo, quien apela en su argumento a las propias "declaraciones de Juan Jesús tras el partido, cuando dijo que aceptaba las disculpas" de Acerbi.
    "El caso recobró vigencia cuando (el jugador de Inter) fue desafectado de la selección nacional, pero el propio interesado (Juan Jesús) ya lo había dado por cerrado".
    Bruno Siciliano, docente de robótica y fanático del Napoli, consideró que "la sentencia confirma que Italia es un país profundamente racista" y desafió: "Si Acerbi tiene lo que hay que tener, entonces debería demandar a Juan Jesús por difamación".
    El fallo absolutorio aclaraba en ese sentido que pese a no haberse podido comprobar con las pruebas recabadas que Acerbi cometió un acto de racismo, "esto no significa poner en duda la buena fe de Juan Jesús" al denunciar el hecho como tal. (ANSA).