Argentina pone primera

Los campeones mundiales inician el año sin Messi ante El Salvador

Argentina arranca el año sin Messi (foto: ANSA)
Argentina arranca el año sin Messi (foto: ANSA)

   (ANSA) - BUENOS AIRES 21 MAR - Sin Lionel Messi, su capitán y goleador histórico, Argentina disputará mañana su primer partido del año frente a El Salvador, primero de dos amistosos de preparación para la Copa América de Estados Unidos en la que defenderá el título logrado en Brasil en 2021.
    Los campeones mundiales saldrán al ruedo a las 0 GMT del sábado en el Lincoln Financial Field, de Filadelfia, sin el astro del Inter de Miami, que arrastra una pequeña lesión en el isquiotibial de su pierna derecha que obliga a preservarlo.
    Quienes concurran al estadio lamentarán la ausencia del ganador de ocho Balones de Oro, ausente en la "albiceleste" que derrotó a El Salvador en otro amistoso disputado en 2015, segundo duelo entre ambas selecciones.
    En el primero, que se saldó también con triunfo de Argentina por 2-0, no podía haber estado, pues se dio en el Mundial de España 1982 (Messi nació el 24 de junio de 1987), primero del recordado Diego Maradona y al que la "albiceleste" llegó como campeona.
    El astro (fallecido en 2020) no convirtió goles en ese partido para una Argentina que había celebrado dos con él frente a Hungría y se despidió en segunda ronda tras caer ante Italia y Brasil, partido en el que Maradona fue expulsado.
    Tuvo su revancha cuatro años más tarde al alzar la segunda Copa del Mundo de Argentina en México 86, halago que repetiría 36 años después de la mano de Messi, quien se sacó la espina en su quinta participación mundialista.
    Muchos se preguntan si jugará la próxima, primera con 48 participantes y que se celebrará en 2026 en México, Canadá y Estados Unidos, donde el 20 de junio (cuatro días antes de su trigésimo séptimo cumpleaños) se pondrá en marcha la Copa América.
    Argentina defenderá en el torneo más antiguo de selecciones (en el que participarán 16 selecciones), el título que conquistó en 2021 al ganarle la final a Brasil en el Maracaná.
    Fue con gol de Angel Di María (autor de otro que valió el segundo oro olímpico para el fútbol argentino en Pekín 2008), quien ya confirmó que esta Copa América marcará su despedida de la "albiceleste".
    Argentina vuelve al ruedo tras el último partido que disputó en el mismo "escenario del crimen" de aquella consagración continental y frente a la misma "víctima", Brasil, al que volvió a superar en el Maracaná por 1-0 (gol de Nicolás Otamendi) por las eliminatorias sudamericanas.
    Un traspié que acrecentó la crisis de la "canarinha", derivó en la salida de Fernando Diniz como entrenador y su reemplazo por Dorival Júnior y que, paradójicamente, también generó interrogantes imprevistos sobre la continuidad de su colega argentino, Lionel Scaloni.
    Pocos podían creer cuando el DT campeón del mundo decía que pensaba tomarse un tiempo para meditar acerca de su futuro, afirmación que sorprendió incluso a sus dirigidos, que se enteraron a través de la prensa.
    De aquella afirmación y de aquellos incidentes entre fanáticos de ambos países en las gradas del Maracaná, en los que la policía brasileña intervino sólo para reprimir a los aficionados argentinos, hoy no parecen quedar heridas por cerrarse.
    "Necesitaba parar la pelota después de un año difícil en el que, más allá de haber ganado el Mundial, habían pasado muchas cosas, algunas personales, sobre las que tenía que pensar y tomar decisiones", explicó hoy Scaloni en el canal oficial de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
    "Lo más importante era saber que estábamos todos fuertes como para seguir", dijo al aludir a su cuerpo técnico y afirmar que "los plazos nunca se saben. Sigo y punto".
    Sobre aquella sorpresiva declaración en el Maracaná, Scaloni aclaró: "Hablé con Leo (Messi). Fui a su casa ese famoso día, pero nadie se enteró, y también con otros jugadores", agregó al enumerar a otros referentes del plantel.
    En relación con la ausencia de Messi mañana, Scaloni reconoció que "reemplazarlo ya sabemos que es imposible porque es único" y anticipó que "obviamente jugaremos de otra manera, aunque ya lo hemos hecho antes sin él", que faltó por última vez en el histórico triunfo por 3-0 sobre Bolivia en La Paz por las eliminatorias.
    Desde su debut el 17 de agosto de 2005, Messi faltó a la cita en 46 de 222 partidos oficiales, en tanto que en amistosos no disputó 30 de los 84 posibles, que mañana serán 31 en el que pudo haber sido su partido 181 con la casaca albiceleste", con la que celebró 106 goles.
    Sin Messi, Argentina perdió sólo cuatro amistosos y ganó 20 (empató los seis restantes) y mañana buscará ampliar esa estadística ante un rival que "lógicamente también hizo varios cambios, pero tiene un buen plantel y un entrenador con una idea clara de juego", advirtió Scaloni, al aludir a su colega David Doniga.
    El DT argentino intentará aprovechar este amistoso y del miércoles frente a Costa Rica en Los Angeles para darle minutos a quienes no suele convocar habitualmente, entre ellos algunos juveniles, para ir definiendo la lista de 23 que disputarán la Copa América, tarea "bastante complicada", reconoció.
    Pese a que enfrentará a los campeones del mundo, Doniga se animó a pronosticar un eventual e histórico primer triunfo ante Argentina al asegurar en la previa: "Sólo firmo ganar porque necesitamos recuperar la senda de la victoria".
    Doniga consideró que la ausencia de Messi puede ser una ventaja o una desventaja al explicar que "cuando juega, sabemos que el fútbol desemboca en él, pero cuando no, pueden aparecer otros patrones de juego".
    "Argentina tiene a uno de los mejores arqueros, sino el mejor del mundo (Emiliano Martínez) y a varias figuras, además de Messi, pero a mis jugadores no los cambio por ninguno", dijo casi a modo de arenga como para darle ánimo a sus dirigidos frente a semejante compromiso.
    "Yo no sólo quiero ganarle a Argentina, quiero ganarle a todos", se entusiasmó Doniga, que estará atento a la formación inicial "albiceleste" en la que las dudas parecen apuntar a un puesto de central en defensa, uno en el mediocampo y otro en ataque.
    En el primer rubro se menciona a Nehuén Pérez (Udinese) u Otamendi (Benfica); en el segundo a Nicolás González (Fiorentina) o Giovani Lo Celso (Tottenham Hotspur), y en la delantera pasa por la presencia de Lautaro Martínez (Inter de Milán) o Julián Alvarez (Manchester City).
    De lo que no hay dudas ya es de la continuidad de Scaloni, tal como él mismo se encargó de despejar hoy en la previa de la vuelta al ruedo de una Argentina que apuesta a seguir creciendo para no estancarse. (ANSA).